¿En manos de quién está la sociedad quintanarroense?

Entre los intereses de los hoteleros, aerolíneas, agencias de viajes, restauranteros y toda la caterva de prestadores de servicios turísticos; o los intereses de la delincuencia organizada: extorsionadores, secuestradores, tratantes de personas, prostitución, cárteles de la droga, ladrones y asaltantes; o los de políticos suscritos a diversos partidos políticos, ¡dónde queda el interés común, el bienestar general?

Como en otros estados de la república mexicana donde ha tenido lugar la caída del PRI a manos de la oposición, ha seguido en Quintana Roo un periodo de intentos de desestabilización por parte de las fuerzas reactivas del sistema tricolor, de los desplazados del poder político a fuerza de votos.

La sociedad en su conjunto tiene que resistir y más aún, refrendar el cambio por el cual apostaron poco tiempo atrás.

Y no dudo que así lo hagan.

Donde guardo cierta reticencia es en cuanto a la actitud del gobierno encabezado por Carlos Joaquín González que, si bien él ha dado muestras certeras de la decisión de proseguir en el proceso de enderezar el derrotero de la entidad y evitar que encalle ante los intentos de sabotaje, vemos que algunos de sus colaboradores han flaqueado.

En este contexto, la duda es razonable y desde nuestra perspectiva, la mejor vía es la que lo llevó al triunfo, la de reforzar el vínculo entre sociedad y gobierno como antes lo fue entre sociedad y candidatos.

De esta manera se podrán mantener bajo control a todos los grupos de interés y evitar el caos en cualquiera de sus manifestaciones, que conduce a socavar la prosperidad construida gracias a la actividad turística. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com