Don Honorio y doña Modesta

DERECHA LA FLECHA. Teóricamente la honestidad es buen negocio. Un gobierno honesto da confianza a los inversionistas, garantiza a los empresarios invertir sin temor. Si trabajadores y patrones ganan bien y honestamente, hay estabilidad, en cambio, si hay gandallismo, los capitales emigran y nada para nadie. Y hablando de austeridad, en el caso específico de Tabasco, el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández ha precisado que compactará la estructura gubernamental para hacerla más eficiente. Entiendo que los recortes serán exclusivamente en áreas no prioritarias, se aprovechará todo el personal de confianza, contratado o de base, para atender los servicios que exigirá la ambiciosa reactivación económica que se espera al ponerse en marcha los proyectos que comprometió el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Pordiositosanto.

TOMANDO EN CANASTO. Sobre estos dos conceptos de moda, honestidad y austeridad, les comento que decidí reciclar cientos de hojas de mi vasto archivo de decretos de austeridad de los últimos 25 años en Tabasco, su valor informativo es mínimo, no pasaron de la buena intención. El único que tuvo cierta repercusión noticiosa fue el de la reingeniería de Andrés Granier del 21 de agosto de 2007 que dejó sin empleo a casi cinco mil trabajadores de confianza y honorarios. Pero, salió peor el remedio que la enfermedad, pues los trabajadores liquidados fueron recontratados dos meses más tarde en virtud de que los de base viven ausentes, se hacen los enfermos, siempre andan de permiso, licencia, de vacaciones o comisionados en el sindicato.

CHUPANDO DE GORRA. En la pasada campaña electoral todos los candidatos presidenciales hablaron de honestidad y austeridad, algunos juraron que ¡Ahora sí, se acabó la corrupción! Hasta sacaron fotos del entierro. Pasada la elección, todos calladitos, de este discurso se hizo cargo en exclusiva el dueño de la patente, el presidente electo, Obrador. El jefe de jefes ha presentado en la escalinata a los hombres y mujeres de su futuro gabinete, algunos muestran una ligera sonrisa y cierta preocupación, deben preguntarse: ¿Cómo sobrevivir honestamente en medio de la austeridad? Austeridad, esa palabra que odia la clase política en el poder, por eso antes de partir, adelantaron el Año de Carranza, porque el de Hidalgo no alcanza.

LA CAMINERA. El proceso de entrega-recepción en el ayuntamiento de Centro inició ayer. El alcalde electo, Evaristo Hernández, quien asumirá el cargo el 5 de octubre, dentro de 50 días, adelantó varios proyectos interesantes para cambiar la fisonomía de Villahermosa y presentó a Salvador Manrique como director de turismo, a Blanca Regina Pedrero en administración y Feliciano Wong en Salud. La improvisada alcaldesa, Casilda Ruiz, recibió la visita del equipo de transición. Sea por Dios.

(Juan José Sánchez Gálvez,  laposta_1@hotmail.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com