El fracaso de reforma energética y la importación de petróleo

Se captaron 160 mil millones de dólares de inversión extranjera para el sector energético de conformidad con la reforma energética realizada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero la promesa de incrementar la producción petrolera de 2.5 millones a 3 millones de barriles diarios (MBD), no se cumplió.

Por el contrario, la generación de hidrocarburos decayó a 1.8 MBD atribuido a al declive del mega yacimiento de Cantarell.

Ahora bien, la inversión de 160 mil millones de dólares se concentra en las 104 áreas contractuales licitadas en nueve fases de rondas organizadas por las autoridades mexicanas en aguas someras, profundas y áreas terrestres, lo cual se supone generará un repunte en la producción, aun no visto.

Junto a la caía en la producción de petrolera se ubica el descenso de la producción de gas natural durante el gobierno de Peña Nieto de 11.5% frente al periodo de Calderón. Descenso todavía más profundo en el caso del energético no asociado, que fue 42% menor al nivel registrado en la administración panista.

Es más, la Comisión Nacional de Hidrocarburos ha dicho que es “el tema más sensible en seguridad energética: importamos 85% de gas natural”.

El científico mexicano Mario Molina coincidió con la autoridad energética y sugirió al próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador que se enfoque en producir más gas en México, en lugar de más gasolina y diésel, el pasado 8 de agosto.

La fallida reforma y la importación de petróleo

Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá que importar petróleo crudo durante octubre de 2018 para poder utilizar las refinerías que todavía funcionan en México.

Esa afirmación de Carlos Treviño, director de la petrolera mexicana tras su participación en el Congreso Mexicano del Petróleo 2018, se da tomando en cuenta que la mezcla de petróleo ligero en agosto cerró en 629,000 Barriles de Petróleo Diarios (BDP).

La importación de crudo se autorizó desde el 28 de octubre de 2015, cuando la filial Pemex Comercio Internacional (PMI) recibió una licencia del Departamento de Comercio de Estados Unidos para realizar un intercambio de importación de crudo ligero a cambio de crudos mexicanos pesados.

El directivo agregó que comprarán en el extranjero 100,000 barriles de mezcla ligero, principalmente, para la refinería de Salina Cruz que no tiene coquizadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com