Adultos mayores, víctimas de fraude con nuevas tecnologías

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señaló que el segmento de la población que es más vulnerable para ser víctima de un posible fraude es de los adultos mayores.

Confirmó que, de enero a mayo del 2018, 29% de las reclamaciones presentadas en la Comisión fueron realizadas por personas mayores a 60 años, es decir, un total de 27,194 y reportaron un crecimiento de 18% con respecto al mismo periodo del año pasado, lo que implicó 4,245 quejas más.

Asimismo, la dependencia encabezada por Mario Di Costanzo especificó que, del total de reclamaciones recibidas en los primeros meses del presente año, 57% corresponde a asuntos relacionados con productos o servicios bancarios, es decir, un total de 15,506; los seguros representaron 13% (3,566), y las administradoras de fondos para el retiro tuvieron 10% de las quejas (2,766), entre otros.

Para la dependencia, llama la atención que, en el caso de bancos, 63% de los asuntos (9,840) pudiera ser imputable a un posible fraude, ya que obedece a consumos no reconocidos (5,068 casos), cargos no reconocidos en la cuenta (1,494) y disposición de efectivo en cajeros automáticos tampoco reconocidos por los usuarios (1,201).

De igual manera, la Condusef detalló que, de las reclamaciones imputables a un posible fraude, 58% fue presentado por personas de sexo masculino y el restante por el femenino, aun y cuando estas últimas reportaron un crecimiento más elevado (28%) que las correspondientes a los hombres (20 por ciento).

“A diferencia de lo que pasa en segmentos de usuarios más jóvenes, en el caso de los adultos mayores, 43% de las reclamaciones imputables a un posible fraude es al utilizar la tarjeta de débito, contra 24% en tarjeta de crédito. De igual forma, el tercer producto financiero que presenta mayor incidencia con 868 casos es la cuenta de nómina, la cual esta fundamentalmente asociada al pago de las pensiones”, explicó la comisión en un comunicado.

Cuidado con la banca móvil

La evolución que ha tenido la tecnología en los últimos años ha hecho que también los delincuentes cambien su manera de operar para conseguir sus datos personales y cometer fraudes.

El servicio de la banca móvil o por Internet se ha incrementado cada vez más en el gusto de los usuarios; sin embargo, diferentes expertos han indicado que este tipo de tecnología puede ser complicada para quienes no han estado familiarizados con ella.

“La banca móvil es otro de los productos que, con el paso del tiempo, ha cobrado importancia en materia de reclamaciones. En el caso de las personas mayores, de enero a mayo de este año, estos asuntos sumaron 429, lo que significó un aumento de 233% con respecto al mismo periodo del 2017, situación que indica que muchos de los usuarios son sorprendidos con llamadas de una operadora de ‘su banco’ o mediante un aviso en su teléfono celular, con el único propósito de obtener sus datos personales y sacar el dinero de sus cuentas o contratar un crédito a su nombre”, expuso.

La Condusef recordó que el vishing es una estafa en la que los delincuentes contactan a sus víctimas a través de llamadas telefónicas, haciéndose pasar por empleados de alguna institución financiera o alguna operadora, generalmente argumentando cargos indebidos en alguna de sus cuentas, actualización de la información personal, haber ganado un premio, sorteo o cualquier otro engaño similar.

“Es muy importante no dejarse engañar por este tipo de llamadas que sólo buscan aprovecharse de los usuarios para cometer fraude”, confirmó.

Se le sugiere no dar clic en páginas sospechosas ni responda llamadas o mensajes de correo, que le dicen haber ganado un premio, viaje o sorteo, ya que generalmente solicitan antes sus datos personales para otorgarle el supuesto premio.

Tome en cuenta que ni las entidades financieras, ni Visa o MasterCard u otro operador de tarjetas solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario haya sido quien contactó primero a la institución financiera.

Aconsejó llamar directamente a la institución bancaria ante cualquier duda, así como evitar proporcionar su información financiera a desconocidos.

En su momento, Mario Di Costanzo recomendó a las personas ocupar la tecnología que conozcan y que sea acorde a sus necesidades e indicó que tienen todo el derecho a rechazar propuestas de su institución si ésta busca obligarlas a ocupar servicios digitales.

Para muchos expertos, es de suma importancia que la ciudadanía cuente con educación financiera que dote a cada uno de los integrantes de la familia de los conocimientos y habilidades para tomar decisiones adecuadas y responsables con sus patrimonios.

De esta manera, se busca que la educación sea un arma en contra del fraude que ha ido escalando en los últimos años.

La Condusef, en su apartado de Buró de Entidades Financieras, cuenta con reportes de qué bancos cuentan con programas de educación financiera, los tipos de actividades y las ligas para ocuparlas.

(Con información de El Economista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com