Indígenas desplazados exigen el cumplimiento de acuerdos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Alrededor de 500 indígenas desplazados de sus comunidades de origen, en los Altos de Chiapas, iniciaron esta tarde una marcha de aproximadamente 80 kilómetros, desde San Cristóbal de Las Casas hasta esta capital, para protestar por el incumplimiento de acuerdos por parte del gobierno estatal.

Diego Cadenas Gordillo, director del Centro de Derechos Humanos Ku’untik y abogado de la Coordinadora de Personas Desplazadas del estado de Chiapas, precisó que la caminata, denominada “Caravana de Pies Cansados”, está integrada por indígenas desplazados del ejido Puebla, municipio de Chenalhó; Shulvó, en Zinacantán, y Tenango y Cintalapa, en Ocosingo.

La caravana partió alrededor de las 14 horas del kilómetro 46 de la autopista San Cristóbal-Tuxtla, de donde se dirigió hacia la plaza central de Tuxtla Gutiérrez, “donde nuevamente instalaremos un plantón en protesta por el incumplimiento de acuerdos por parte del gobierno de Manuel Velasco Coello, sobre todo en lo referente al otorgamiento de los alimentos”, advirtió Cadenas Gordillo.

Los desplazados señalaron que llegarán hasta la plaza central, de donde salieron el pasado 27 de octubre, luego de una mesa de diálogo en la que representantes del gobierno estatal les dijeron que resolverían sus demandas de retorno a sus lugares de origen.

La semana pasada el pleno del Congreso local aprobó un punto de acuerdo por el que se exhortó al gobernador a elaborar el “programa estatal para la prevención y atención del desplazamiento interno”.

También se pidió al Ejecutivo chiapaneco el informe de instalación y, en su caso, actividades del Consejo Estatal de Atención Integral al Desplazamiento Interno, reconocido en la Ley Para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el Estado de Chiapas.

De igual manera, que se realicen las acciones y dicten las medidas necesarias, idóneas y suficientes para garantizar la vida e integridad de las personas desplazadas de los municipios de Chalchihuitán, Aldama, Ocosingo, Zinacantán y Chenalhó, así como del resto del estado de Chiapas, y se garantice su retorno en condiciones dignas y seguras a sus comunidades de origen.

El punto de acuerdo fue presentando por el diputado Juan Salvador Camacho Velasco, integrante de la sexagésima séptima legislatura.

Por otra parte, a solicitud del diputado chiapaneco Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, del grupo parlamentario de Morena, desde la Cámara de Diputados federal se solicitó al gobierno de Velasco que se dé atención a las personas desplazadas.

Y a la Procuraduría General de la República (PGR) se le demandó que investigue y, en su caso, desarticule a los grupos civiles armados que han agredido y provocado estos desplazamientos.

“Chiapas es el estado donde en estos momentos existen más personas en situación de desplazamiento forzado de la República Mexicana” subrayó Diego Cadenas Gordillo, director del Centro de Derechos Humanos Ku’untik.

(Con información de Proceso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com