Cuando falla el corazón

La Insuficiencia Cardiaca (IC) figura entre las patologías cardiovasculares más importantes y ocupa el segundo lugar en costos para el sistema de salud, que se estima en 7.6 mil millones de pesos, informó Juan Verdejo París, director de Enseñanza del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.

En conferencia de prensa, precisó que en México 1.6 millones de personas padecen IC con una edad promedio de 62 años y la incidencia es de 660 mil casos nuevos por año, lo que impone una carga económica significativa en los sistemas de cuidado de la salud.

Para las personas con IC, explicó, la pérdida de ingresos se calcula en 8.3 mil millones de pesos adicionales y cada vez que pase, el costo será mayor y en México se estiman 90 mil ingresos a hospitales por IC al año.

El especialista comentó que dos por ciento total para cuidado de la salud en muchos países se emplea en el tratamiento de IC y la mortalidad es de 50 por ciento a los cinco años del diagnóstico, lo que la convierte en la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años.

En ese sentido, refirió, 70 por ciento total de la IC es causado en hospitalizaciones; 10 por ciento por tratamiento farmacológico, el resto por diferentes causas.

Así, debido a una población que envejece, solo en los Estados Unidos, se espera que el costo total de la IC aumente significativamente.

De acuerdo al experto, diagnosticar la insuficiencia cardiaca es relativamente fácil, sin embargo no es como tal una enfermedad especifica del corazón y una de cada cinco personas de 70 a 80 años tienen IC, dos por ciento de la población adulta lo tiene.

Informó que las muertes por enfermedad arterial coronaria disminuyó a la mitad, pero por IC aumentó porque siguen los riesgos, que son el tabaco, obesidad, hipertensión, diabetes, pero “vamos a tratar de disminuirlo, la meta es reducir 25 por ciento la enfermedad en 2025”.

Detalló que se pronostica que la Insuficiencia Cardiaca será la epidemia cardiovascular del siglo XXI, ya que tan solo en 2015 se estimaron que 24 mil personas en México murieron por enfermedades secundarias a IC.

Sin embargo, dijo, existe un subdiagnóstico y este retraso en el diagnóstico llevó a que los médicos traten a los pacientes de acuerdo a los síntomas en lugar de mejorar la sobrevida.

La IC se puede confundir con otros eventos cardiovasculares, por lo que ante cualquier sospecha, el paciente deberá recurrir al especialista. (Con información de Notimex)

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com