Crimen de Estado: Madre de joven asesinada en Mérida

“Mi hija es una mártir de México, su feminicidio es un crimen de Estado”, sentenció con voz entrecortada Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gabriela Molina Canto, asesinada el pasado lunes afuera de su domicilio, quien narra el infierno que vivió su hija al lado de Martín Medina Sonda a quien responsabilizó como el autor intelectual del crimen.

Ligia Canto habló con La Jornada Maya y repite una y otra vez: “fue un crimen de Estado, mi hija es una mártir de México”, a la vez que dice no “quebrarse”, pues tiene como principal motor sus tres nietos.

Canto Lugo expone: “Quiero que me ayudes a difundir el mensaje, voy a exigir la guardia custodia de mis nietos, protección para ellos y para toda la familia, estamos amenazados por Martín Medina Sonda”.

Mario Alberto Medina Sonda no es un personaje cualquiera. Se trata de uno de los socios de José Manuel Saiz Pineda, extesorero de Tabasco involucrado en el desvío de 26 mil millones de pesos de fondos del gobierno de Andrés Granier.

En noviembre de 2007, un avión Cessna 340 aterrizó en el aeropuerto de Mérida con ocho millones de pesos en efectivo, procedentes de Tabasco. La PGR confiscó estos fondos destinados a Medina Sonda.

Recuerda un diálogo que meses atrás tuvo en el Centro de Justicia Oral de Mérida con este reportero, donde tratamos la situación de vulnerabilidad de Verónica Ávila Pérez, madre de Martha Eugenia Martínez Ávila, joven violada y asesinada en diciembre de 2015, al no existir instancias reales para proteger a las víctimas indirectas de un feminicidio.

Afirmó que nunca imaginó que la vida la pondría en esa difícil situación, ya que por años luchó por todos los medios legales para obtener una justicia que nunca llegó, pues a pesar de existir la recomendación 54/2014, la protección como víctimas no le fue concedida por las autoridades.

Dijo que por más de tres años buscaron ser protegidas por el Estado mexicano, lo cual nunca se dio y prueba contundente de ello es el asesinato de Emma, por lo que señaló como omisos a la hoy diputada Celia María Rivas Rodríguez y al actual fiscal Ariel Aldecua Kuk.

Recuerda que prácticamente desde el 2008 Emma Gabriela vivía con ella en Mérida, luego de haber padecido un fuerte sangrado, producto de su último embarazo y una serie de injusticias que las llevaron, incluso, a estar presas.

“Tengo que pensar en el futuro de mis nietos, quiero que ellos vivan en un ambiente de paz, si no van a tener físicamente a su madre, quiero que tengan el apego de su abuelita, pues yo me encargaré de mantener viva en la memoria esa presencia que los hizo tan felices, mis nietos fueron despojados de su mamita”, expuso.

Insistió en que, por el bien de los hijos de Emma Gabriela, y como acto de respeto a su memoria, las autoridades deben otorgarle la guardia y custodia de manera definitiva, pues el señor Medina Sonda y su familia no tienen, ni la calidad jurídica, ni moral para quedarse con los menores.

Poco a poco, se comienza a llenar la estancia de la vieja casona de la calle 59, de pronto se acerca un joven con ropa de civil, el cual se presenta como uno de los custodios de Ligia, en tanto que ésta afirma con la cabeza.

“Ahora nos mandan vigilancia, parece que quieren tapar el pozo de Emma Gabriela, ojalá no nos quiten la protección, la necesitamos hay más amenazas en nuestra contra”, finalizó para después romper en llanto, justo cuando el sacerdote Raúl Lugo Rodríguez arribó al lugar para la misa de cuerpo presente.

Reclamo de sacerdote

Señaló que al dolor por el feminicidio se suma la indignación por las ausencias de protección que la dejaron en tal estado de vulnerabilidad que le costó la vida. Comentó, la importancia de que ella descanse en el Señor, “pero que nosotros no descansemos hasta que logremos un México en el que las mujeres puedan tener acceso a la vida digna y libre de violencia”.

“Este lamentable hecho se une a decenas. Cientos de feminicidios en el país y lo importante es que las autoridades tomen cartas en el asunto y no contribuyan con su negligencia a la impunidad”, finalizó.

Alrededor de las 10:00 horas, Mariana, la hija mayor de Emma Gabriela acudió a la funeraria a despedirse de su madre, sus dos otros hijos no asistieron, según se supo por decisión de los propios menores.

En punto de las 12:30 horas, en el cementerio Jardines del Recuerdo el cuerpo de Emma fue sepultado.

“Vamos a seguir luchando, hoy por mi familia, mañana por la de ustedes, necesitamos que se familiaricen todos, justicia para Gaby, porque su lucha sigue, que los hechos que han sucedido trasciendan para dar con los verdaderos culpables, clamamos por justicia”, expuso.

Mientras, las organizaciones de feministas y otros colectivos anunciaron una manifestación que partirá del Remate de Paseo Montejo a Palacio de gobierno en punto de las 18:00 horas este viernes.

Postura de la diputada

Diputados del Congreso local avalaron por unanimidad, un punto de acuerdo que emplaza a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que arresten al autor intelectual del feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto, además de que protejan a los hijos y a la madre de la víctima Ligia Canto Lugo de cualquier agresión.

Los integrantes de la LXI Legislatura guardaron un minuto de silencio en memoria de Emma Gabriela, asesinada a puñaladas el pasado lunes 27, presuntamente por un par de sujetos cuanto salía de su domicilio ubicado en el fraccionamiento San Luis, de la capital yucateca.

La presidente de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso del estado, María Esther Castro Morales, abordó la tribuna para expresar su rechazo al asesinato de Molina Canto.

“Compartimos la indignación de nuestra población por este acto de violencia extrema, que atenta contra las mujeres y niñas, y lastima la cultura de paz y respeto de nuestra sociedad yucateca”, expuso.

Minutos después, la panista Beatriz Zavala Barrera propuso a nombre de su bancada y de los diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), David Zavala Barrera y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Jazmín Villanueva Moo, el punto de acuerdo ya mencionado.

“Quiero contarles que el lunes al mediodía, la madre de Emma, doña Ligia, estuvo en mi oficina y me contó que tenía temor por la vida de su hija. Y miren ustedes, horas más tarde la mataron”, relató la panista.

Por su parte, la diputada Villanueva Moo lamentó los hechos en donde perdieron la vida Merlly Guadalupe Cauich y Emma Gabriela Molina Canto.

“Es lamentable que un tema tan importante como el feminicidio apenas se acepte después de muchas muestras de ello, pero lo peor es la nula actuación para prevenirlo, la indiferencia, negación y corrupción institucional, pues Emma Molina pidió en reiteradas ocasiones protección a las autoridades”, dijo.

Respeto a la familia, pide Celia Rivas

La presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, Celia María Rivas Rodríguez, quien como fiscal del Estado hizo entrega de los tres hijos a Emma Gabriela, rechazó los señalamientos de omisión en la protección de la víctima que algunos grupos sociales han expresado, y dijo que no ahondará en el tema por respeto al dolor de los familiares de Molina Canto.

“Fue un proceso muy largo, muy desgastante, pero a mí me tocó devolver los niños a los brazos de la mamá, a los brazos de la abuela, recordarán que vimos todo ese proceso que los niños volvieran a tener la empatía con la mamá, con la abuelita porque había estado un tiempo muy grande con el papá”, señaló Rivas.

Finalmente, aseguró que los feminicidios ocurridos recientemente dejan como reto a las autoridades de todos los niveles una revisión a fondo del marco jurídico, para reforzar la protección de las mujeres que son víctimas de violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com