Políticos, funcionarios y militares juran en vano a la bandera

Todos, alguna vez en nuestras vidas, hemos aprendido y recitado el juramento a la bandera:

¡Bandera de México! Legado de nuestros héroes, Símbolo de la unidad de nuestros padres y de nuestros hermanos, (con el brazo derecho extendido havia el frente decimos) te prometemos ser siempre fieles a los principios de libertad y justicia que hacen de nuestra Patria, la nación independiente, humana y generosa, a la que entregamos nuestra existencia.

¿Pero en verdad sabemos el significado de lo que decimos? ¿Cumplimos lo que prometemos? ¿Hacemos algo por tener un mejor país, una mejor comunidad, un mejor entorno?

Como sabemos, es Día de la Bandera, y por eso en todo el país hay actos cívicos, seguro habrá discursos de presidentes municipales y gobernadores, de EPN, del secretario de la Defensa Nacional y no sé qué tantos políticos y funcionarios, todos levantarán el brazo para mentir al hacer el juramento a la bandera.

Y decir que serán siempre fieles a los principios de libertad y de justicia, y lo dicen quienes roban sin empacho, quienes comercian con los bienes de la nación, quienes desvían recursos a costa de la vida niños, jóvenes o adultos, lo dicen presidentes, gobernadores, secretarios, directores, jueces, legisladores ignorantes vendidos al mejor postor, miserables que se auto regalan bonos, incentivos, vehículos, tablets y hasta galletas y café que nos cuestan millones de pesos como si en verdad lo merecieran.

Esos son los que toman las decisiones que afectan al pueblo, que poco a poco lo exterminan a cambio de mochadas y cochupos, pero se hacen llamar “señor diputado”, “señora senadora” “señor gobernador”, “señora secretaria”, y dicen con orgullo que representan al pueblo.

Esto y más veremos y escucharemos porque el sistema está hecho para permitir el saqueo desmedido mientras seguimos aguantando escándalos de corrupción, robos, despojos y otros delitos disfrazados de “irregularidades”, “inconsistencias” y otros nombres elegantes que utilizan para no llamarse delincuentes.

Mientras, el pueblo padece y los ex funcionarios son detenidos, pero los miles de millones de pesos robados se pierden con la protección de los paraísos fiscales…

(Con información de Forbes México)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com