El reto de AMLO es impulsar la sinergia entre gobierno y sociedad

La participación poco más del 63 por ciento de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral, si bien es alta en referencia a otros comicios, nos indica claramente que un tercio de la ciudadanía demostró su apatía para participar en la jornada electoral más grande en la historia de México.

Lo positivo es que al menos dos terceras partes se han involucrado y creo que ahí está la clave del triunfo de Andrés Manuel López Obrador en l contienda presidencial, impulsado por Morena, Pt y PES. Es decir, en la medida que se pudo involucrar a la sociedad en la discusión del proyecto de país que los mexicanos queremos, se pudo movilizar a la población.

Esta inercia de acción social es la que tendrá que aprovechar el virtual presidente electo de México, a partir de ahora mismo y una vez una vez instalado como gobierno, para poder alcanzar las metas de desarrollo social y económico que se requieren para llevar al país a un mejor estadio.

No se trata sólo reformar las estructuras de gobierno sino de incentivar la participación de la sociedad en su conjunto para este cambio se concrete y materialice en acciones y hechos que sean tangibles para las familias.

El ánimo de cambio generado en el proceso electoral, debe proseguir en el ejercicio de gobierno y requiere la colaboración entre gobierno y ciudadanos, de tal modo que no suceda lo mismo que con la ascensión al  poder del Partido Acción Nacional.

A diferencia de lo ocurrido con Vicente Fox, a López Obrador el pueblo le ha dado todas las herramientas para que cumpla las promesas de campaña. Es decir, no solamente le dio la titularidad del Poder Ejecutivo sino que la coalición Juntos haremos historia, que impulsó su candidatura, tendrá la mayoría en las cámaras de Diputados y Senadores.

Además, aunque el PRI conservar muchas gubernaturas, no tienen tantas como en los 18 años previos, con lo que tiene la oportunidad más clara para coordinar un cambio real.

Más allá de los retos plenamente identificados ya por todos los mexicanos (corrupción, violencia, impunidad) Andrés Manuel tendrá que lidiar con la tentación del autoritarismo ante el cúmulo de poder recibido.

El camino, lo reitero es una mayor participación social, de tal manera que la sinergia mueva al gobierno, a la iniciativa privada y a los ciudadanos en general, para construir el milagro mexicano, para poder crecer a tasas de 5 por ciento anual en beneficio de las familias mexicanas.

No hay tiempo para el conformismo social ni político ni económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com