¿Cuál es el tipo de pensión a la que tienes derecho?

La fuerza laboral de nuestro país está integrada por cinco distintos tipos de empleados, estos van desde aquellos que empezaron a trabajar antes de 1997, hasta aquellos que son freelance, vacante cada vez de moda, pasando por los que empezaron después de 1997 pero antes de 2007 o los que empezaron a ser fuerza laboral después de 2007. Dependiendo de esto te corresponderá un tipo de pensión.

Dentro de estos escenarios hay tres tipos de pensiones que uno podría cobrar: la del IMSS, la del ISSTE o como definen en “Pequeño Cerdo Capitalista”, que la suerte te acompañe. A continuación, te explicamos cada una de ellas.

En primer lugar, está la pensión del IMSS que corresponden a aquellas personas que comenzaron a trabajar antes de 1997 o después de 1997 y la ley que la regula es la ley de 1973.

También puedes leer: Faltan los ‘cómos’ del plan de pensión para adultos mayores de AMLO

Los que comenzaron antes de 1997 pueden ser los más favorecidos porque ellos tienen la posibilidad de poder optar por una pensión o por una Afore, al igual que aquellos que empezaron su vida laboral después de 1997.

Para aquellos que elijan una pensión esta se calculará con el total de semanas que hayas cotizado a la seguridad social, el salario promedio de los últimos 5 años que trabajaste y la edad a la que te retires. El lado negativo de esta opción es que uno tiene que trabajar muchas semanas para llegar al 100% del sueldo aun teniendo una retribución salarial elevada.

En el segundo escenario aparecen aquellos que pueden optar por el IMSS por comenzar a trabajar después de 1997, teniendo derecho a una afore. Este está conformado por las aportaciones que Tú hayas hecho a tu afore ya que no se te descontará de tu sueldo como sucede con los anteriores de 1997.

Aquí los problemas son dos, por lo que se requiere un mayor esfuerzo por parte del contribuyente. En primer lugar, solo se va al Afore un 6.5% del sueldo base. Lo más importante es que solo se cotiza cuando uno está dado de alta en el IMSS con un trabajo formal, cosa que la gran mayoría no toda su vida lo está, existiendo un periodo de desempleo.

El siguiente escenario viene para aquellos que comenzaron a trabajar antes de 2007 o después de dicho año, estos tienen derecho la pensión del ISSSTE.

Si uno empezó a laborar antes de 2007 podrá elegir entre una pensión del ISSTE o un Afore del ISSTE más un bono por años cotizados. El primer escenario es la pensión, esta se calculará, “de acuerdo a los años de servicio, promedio salarial y edad del trabajador al momento de retiro”, aquí el gran problema es que año con año se eleva la edad de retiro de los 63 a los 65 años en la actualidad.

En caso de la Afore, la situación es similar a los que lo obtuvieron por trabajar antes de 1997 pero con una pequeñísima ventaja, tienen opción a hacer “ahorro solidario”: poner hasta el 2% de su salario y el gobierno les da 6.5%, se conoce como “matcheo” pero como es más que lo que aporta el trabajador sería “superadeo”.

Por ultimo están los que en “Pequeño Cerdo Capitalista” nombraron como aquellos que la fuerza te acompañe. Aquí se engloban aquellos que son Freelance y no han tenido prestaciones sociales por parte del gobierno.

La única opción que tienen es contratar por su parte un plan de retiro o una afore e ir aportando un poco cada mes.

Todos tienen que estar atentos y no descuidar este aspecto que es importante para en un futuro tener una prestación y más en un país que cada vez se hace más mayor.

(Con información de Forbes México)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com