Y… ¿qué esperamos del “Rambo” Tijuanense?

Tenía otras ofertas de trabajo. Platicó con algunos gobernadores como el de Tamaulipas, Michoacán, Guerrero, Puebla y Quintana Roo. Se lo querían llevar a sus estados, o sea, se lo andaban peleando. ¿Por qué? Quizá porque, de acuerdo al Diario EL SOL DE CUERNAVACA que publicó datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el Estado de Morelos, en comparación de 2013 a 2017, el secuestro se redujo en 72%; extorsión en 89.3%; robo a vehículo con violencia en 35.1%; robo a comercio con violencia en 29.4% y robo a casa habitación con violencia en 54.5% y… quien obtuvo esos resultados fue justamente Alberto Capella a través de la estrategia que implementó: el Mando Único.

Genuina convicción de tener seguridad

Varios comunicadores, recién tuvimos un interesante desayuno para escuchar al ahora responsable de la Seguridad Pública de Quintana Roo. Entre muchos otros aspectos, platicó algo que dibuja de cuerpo entero las intenciones del Gobernador. Mencionó que a pesar de que sonaban atractivas las ofertas de los otros mandatarios, aceptó la de Quintana Roo pues, a diferencia de los demás, vio en Carlos Joaquín una genuina convicción de apoyar en todo a restablecer la paz de antaño; a realizar absolutamente lo necesario para devolver la tranquilidad a todos los habitantes. Vaya, lo que siempre hace falta: voluntad política…

Antes: inexistente policía estatal

Y es que… de nada sirve tener un excelente titular si a la hora de la hora, le atarán las manos para realizar las estrategias adecuadas. Algo así como tener un Lamborghini en un terreno mega pedregozo. Según afirma Capella, él y su equipo, tendrán todo el apoyo necesario para que su responsabilidad se cumpla al 100%. Es un tema complejo y son demasiados puntos, pero quise traer a colación ahora lo que sucedió hace no mucho, apenas en tiempos de Félix y de Borge: los cuerpos de seguridad los desmantelaron a propósito y de plano habían dejado a Quintana Roo a merced de grupos delincuenciales, sin policías capacitados ni equipados. Ahora estamos viendo las duras consecuencias en delitos de todo tipo, desde los de bajo impacto como robos, asaltos o cristalazos, hasta los de alto impacto como son ejecutados… El actual gobierno estatal, prácticamente empezó de cero con equipamiento y capacitación y… volver a formar un cuerpo de seguridad de buen nivel, no se logra en poco tiempo…

Sentó las bases de depuración policiaca

Y, nunca va demás conocer un poco la trayectoria de quien hoy se ocupa de proteger a Quintana Roo pues trae una interesante historia personal: antes de que asumiera en Morelos la titularidad de la policía estatal como Comisionado de Seguridad Pública, e implementar el Mando Único, estuvo al frente de la Secretaría de Seguridad Municipal en la muy complicada ciudad de Tijuana, Baja California. En su natal estado, sentó las bases para su depuración; recibió una corporación que era catalogada como una de las más corruptas del país… Desde 1994, tuvo una carrera de participación activa en distintas instancias en Baja California como el Colegio de Abogados, el Consejo Coordinador Empresarial y el Comité de Vinculación Educativa; a partir del año de 2002, se enfocó en el tema del combate a la corrupción, en la búsqueda de la transparencia y la seguridad.

De abogado a “Rambo tijuanense”

Como presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California, -en 2006-, encabezó una serie de marchas multitudinarias donde los tijuanenses, vestidos de blanco, exigieron a las autoridades acabar con la ola de secuestros, homicidios y asaltos. Estas marchas fueron las primeras de su tipo en la ciudad y las primeras también en que la clase media y alta se manifestaba en las calles. Esta serie de protestas culminaron en una marcha de más de dos semanas a lo largo de todo el estado, en la que Capella y la sociedad civil organizada exigieron a las autoridades a frenar la delincuencia; en su discurso, Capella denunció corrupción en las corporaciones policíacas. A los pocos días, denunció haber sido amenazado de muerte -presuntamente por miembros del cártel Arellano Félix-, amenazas que culminaron cuando un comando armado atacó a balazos su casa, el 27 de noviembre de 2007.

Según su recuento del ataque, el abogado-activista tuvo que repeler el ataque con un arma larga sin recibir apoyo de agentes municipales o ministeriales, cuyo cuartel está a menos de 100 metros de la casa donde vivía y que no acudieron a pesar de que se pueden escuchar los disparos. Su historia de haber repelido un ataque armado solo y sin experiencia con el manejo de armas fue recibida con incredulidad por los medios y el público en general, por lo que no tardaron en apodarlo “el Rambo tijuanense”.

Démosle la oportunidad de demostrar que sí puede

En su historia de vida, hay má,s pero por lo pronto, me parece que necesitamos darle oportunidad a Capella de demostrar que sí puede, no solo por los resultados que ha dado en otros lugares, sino también humanicemos el asunto: se la está jugando, está arriesgando su vida…  y, nadie lo puede afirmar con certeza, pero, si a a vuelta de un tiempo razonable tiene éxito, el paraíso que ahorita sentimos que se nos está yendo de las manos, volverá a tener lo que nunca debió perder: paz y tranquilidad… que así sea…

Facebook: yvette.hesse        Twitter: @YvetteHesse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com