Ven viable desalinizar el agua en la península

Mérida.- El doctor Jorge Antonio Lechuga Andrade impartió la conferencia magistral Caso de éxito: Innovación para la sustentabilidad en la que explicó el proceso de su propuesta: la desalinización sustentable del agua.

Esto durante la Expo Foro Ambiental 2017, la cual se llevará a cabo los días 12, 13 y 14 de mayo en el Centro de Convenciones Siglo XXI.

Las opciones de acceso al agua para satisfacer las necesidades básicas se ven restringidas gracias a la contaminación de las fuentes tradicionales de abastecimiento para obtener el líquido, el incremento poblacional, directamente proporcional al de las actividades agrícolas, aseo y limpieza urbana e industrial, así como las malas prácticas en el cuidado del agua.

La propuesta de Lechuga Andrade consiste en un proyecto de innovación tecnológica y amigable con el medio ambiente que permita la desalinización del agua de mar. Para ello, el investigador se ha basado en prácticas desarrolladas en Europa y Medio Oriente, las cuales consisten en construir plantas híbridas cuyos desperdicios de una puedan utilizarse como materia prima para otra.

En el caso de la ósmosis inversa, el desperdicio es el agua de rechazo que tiene altos niveles de sal, pero al utilizarse una planta donde se recuperan elementos residuales como el magnesio, que tiene una demanda alta en el mercado, se crea una planta dual donde se evita el desperdicio, esto con el fin de evitar los impactos ambientales consecuentes.

Para llevar a cabo esta iniciativa, fue necesaria la aplicación de metodologías y estrategias de información, como la inteligencia competitiva y la vigilancia tecnológica, así como la aplicación de la teoría del TRIZ -Teoría para Resolver Problemas de Inventiva, por sus siglas en ruso para obtener pautas que apoyen a la generación de ideas innovadoras.

De igual forma, entre las estrategias utilizadas para el desarrollo de dicho proyecto, el científico utilizó la simulación por medio de CFD, ANSYS y FLUENT para detectar errores en el prototipo, al igual que visitas a las plantas desalinizadoras de Lanzarote, Jeddah, entre otras.

Durante su ponencia, Lechuga Andrade ilustró a través de diagramas, el diseño y funcionamiento de su planta desalinizadora de ósmosis inversa centrífuga, con el cual pretende resolver el problema de la escasez del líquido vital. Asimismo, señaló que, en el Estado de México, Sonora y Torreón, tienen problemas que podrían resolverse con el prototipo, pues el agua que producen registra altos niveles de arsénico.

Jorge Antonio Lechuga Andrade cuenta con 33 años de experiencia en la industria privada y 28 años de docencia en la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), donde también ha fungido como director.

Después de realizar dos maestrías en el área de ingeniería química y una en el área de administración, desarrolló innovaciones en el proceso de desalinización del agua por ósmosis inversa centrífuga por generación de vórtices de Dean durante su doctorado, lo cual le hizo acreedor al Premio Nacional del Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos 2015.

(Con información de La Jornada Maya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com