Cárcel a exalcalde y policías por agresión a periodista

Cinco años después, fueron sentenciados a dos años de prisión, multa y trabajo en favor de la comunidad

Mérida, Yucatán. Emilio Dzul Huchim, ex presidente municipal de Seyé, y cinco policías de dicho municipio, fueron sentenciados a dos años de prisión, multa y trabajo en favor de la comunidad, por agresiones contra el periodista Edwin Canché, según sentencia que fue notificada ayer a dichos ex servidores públicos.

El primero de enero de 2014, Canché cubría un accidente de tránsito en el que estaba involucrado un sobrino de Dzul Huchim cuando fue detenido y trasladado sin orden ni motivo legal a las oficinas del Ayuntamiento. Ahí fue torturado física y sicológicamente por los policías y el entonces director de la corporación, Jesús Chuc Aldana, por órdenes del alcalde.

El mismo Dzul Huchim le dijo mientras era agredido: “Ya estoy hasta la madre, me tienen cansado de que estén criticando mi administración (sic)”.

Por esto se inició el proceso penal durante el cual Article 19 y el Equipo Indignación realizaron el acompañamiento y representación legal de Edwin Canché.

En un primer momento, derivado de la denuncia presentada por el periodista, se inició la averiguación previa ante la Procuraduría de Yucatán. Posteriormente, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometido en contra de la Libertad de Expresión (Feadle) atrajo la investigación. Entonces se consignó a los policías junto con Dzul Huchim, por los delitos de lesiones y abuso de autoridad, radicándose la causa penal en el Juzgado Quinto de Distrito en Mérida, Yucatán.

Es importante mencionar que tanto los entonces policías municipales como el ex alcalde llevaron el proceso penal en libertad, después de pagar fianza por tratarse de delitos no graves, razón por la cual Article 19 e Indignación solicitaron la reclasificación de los delitos, para que los indiciados fueran procesados por tortura y privación ilegal de la libertad.

Finalmente, cinco años después, el Juzgado Quinto de Distrito dictó sentencia condenatoria contra Dzul Huchim y los referidos cinco policías municipales, por lesiones y abuso de autoridad, estableciendo dos años de prisión para cada uno, así como una multa y trabajo que deben hacer en favor de la comunidad.

Según indica el Equipo Indignación a través de un comunicado, la Feadle no clasificó correctamente los hechos constitutivos de tortura y detención arbitraria, lo que conlleva que ahora los ex servidores públicos de Seyé no enfrenten sanciones proporcionales. Pese a ello, la sentencia condenatoria constituye un precedente trascendental que envía un mensaje contundente ante la situación crítica de violencia contra periodistas en México, país que se ubica en los primeros lugares de periodistas asesinados en el mundo, y con un 99.2 por ciento de impunidad en delitos contra la prensa.

(Con información de La Jornada Maya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com