Aumenta índice de alcoholismo en Yucatán

Mérida. La Cámara Nacional de Comercios, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Mérida retomó la llamada Ley Cerveza, que preparaba la Consejería Jurídica del gobierno estatal y que La Jornada Maya filtró en junio del 2016.

Se trata de una versión moderada de dicha ley, que por sus características bien podría llamarse Ley Cerveza Light.

La Canaco propuso al Congreso del estado eliminar de la Ley de Salud las restricciones para aperturar un expendio de cerveza a menos de 200 metros uno del otro, aunque estaría prohibido aún cerca de escuelas, hospitales, parques, iglesias y zonas habitacionales.

Pero en 2016, la propuesta de la Consejería Jurídica autorizaba de forma indiscriminada la venta de alcohol, a través de la modificación del artículo 275 de la Ley de Salud, con la eliminación de las distancias entre los puntos de comercio y los lugares públicos.

El presidente de la Canaco Mérida, Juan José Abraham Daguer declaró en entrevista que la propuesta de la iniciativa privada es porque “la estrategia para evitar la proliferación de alcohol no funciona”, por lo que las restricciones a la venta de alcohol –distancias, horarios– no atienden el problema realmente.

Consideró que la eliminación de las distancias entre los expendios, con el respeto de las áreas públicas, no se reflejará en un incremento del consumo de bebidas alcohólicas, dado que “en donde sea se puede conseguir” aún con las restricciones. Indicó que la cerveza y los tragos están disponibles en cualquier parte del estado, a pesar de las regulaciones, y un ejemplo son los vendedores clandestinos.

Indicó que las regulaciones como la del horario, la cual no se incluye en la propuesta presentada a los legisladores locales, provocarían la existencia de los clandestinos, que “es algo que debe acabar”, porque venden las bebidas con sobreprecio y adulteradas.

Alcoholismo

La situación actual del alcoholismo en Yucatán necesita atenderse de una manera distinta, expresó, en la que se incrementen los programas de combate de las adicciones y el consumo razonable, porque los que existen actualmente están aislados entre las organizaciones de la sociedad civil.

Apuntó que deben coordinarse los esfuerzos en uno solo, y que se generen más campañas de difusión sobre el alcoholismo y más apoyo a los centros de tratamiento. “Deben aumentarse los programas de combates a las adicciones”, enfatizó el líder empresarial.

En 2017, Yucatán es el estado con más casos de intoxicación por alcohol de todo el país. En ocho meses se registraron cinco mil 940 incidencias en la entidad, de los cuales la mayoría –cinco mil 130– fueron hombres, mientras que los 801 restantes se trató de mujeres, de acuerdo con el boletín epidemiológico emitido por la Secretaría de Salud federal el pasado 19 de agosto.

En comparación con el 2016, la cifra incrementó en 626 casos, ya que fueron cinco mil 314.

En el documento filtrado por este periódico se informó que a mediados del año pasado Yucatán contaba con siete mil 407 establecimientos que expenden bebidas alcohólicas, más del doble que las escuelas de educación básica en la entidad. El incremento ha sido de un cinco por ciento anual, porque en 2008 eran cinco mil 304 los lugares con el permiso, según el Padrón de Licencias el Estado.

Desde agosto del 2016 hasta la mayo de 2017, el cabildo de Mérida aprobó la “factibilidad de uso de suelo” a 42 tiendas de autoservicio pertenecientes a la razón social Las Cervezas Modelo del Sureste S.A. de C.V., los cuales no son expendios, sino que el ayuntamiento los considera como lugares que permiten la comercialización de víveres, artículos de aseo personal y de limpieza. Pero también se consiente “tener presentación de autoservicio donde se expenden bebidas alcohólicas de cualquier tipo de marcas nacionales o extranjeras para su consumo en otro lugar”.

Varios de ellos continúan sin funcionar, debido a la falta de los permisos correspondientes a la Secretaría de Salud de Yucatán. Un ejemplo es la tienda de autoservicio de Grupo Modelo, que se encuentra en la avenida Correa Rachó, a unos 50 metros de la Universidad Interamericana para el Desarrollo, la cual está vacía pero adecuada para operar desde hace más de seis meses.

Abraham Daguer señaló que, de entrar en vigor, “sólo se contemplan las avenidas y calles principales, por lo que no incidirá en mayor consumo”. El ejemplo es que en Progreso, durante las vacaciones de verano, se amplió el horario de venta, pero no ocasionó perjuicios, mencionó.

Entre los beneficios de la modificación a la Ley de Salud, dijo, está que se generaría más inversión para la entidad y más empleo, ya que por cada expendio se crean entre dos y tres nuevos trabajos.

Manifestó que será necesario que la Secretaría de Salud estatal identifique los puntos rojos de Yucatán para evitar que se incremente el alcoholismo en esos lugares, así como la continua verificación de los expendios.

Enfatizó en que es necesario que los legisladores sometan a consideración la propuesta, así como sus vertientes sociales, de salud pública y económicas para la entidad. Se desligó de que la propuesta haya sido hecha en pláticas con alguna de las cerveceras, Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken, que es la que tiene mayor presencia en Yucatán, o Grupo Modelo, que apertura su planta en la entidad hace cuatro meses. Pero sí aceptó que se originó de la que filtró La Jornada Maya en junio del 2016.

Ley Seca

Aunque no se encuentra en la propuesta, el líder empresarial fue cuestionado sobre la Ley Seca durante los días previos a las elecciones. Consideró que las restricciones provocan “compras de pánico” e inducen al mayor consumo, al igual que afectan a los restaurantes, ya que los turistas que desconocen la situación política deciden comprar alcohol y se encuentran con la prohibición.

(Con información de La Jornada Maya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com