Utiliza Trump redes sociales en ‘guerra’ antiprensa

New York.- Cuando el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirma que detesta utilizar la red social Twitter pero que se ve obligado a hacerlo porque la prensa es “deshonesta” y él tiene que escribir sus mensajes para “corregir” a los periodistas, olvida decir que con el término “deshonesto” él se refiere a quienes le señalan sus errores o que simplemente no están de acuerdo con sus políticas.

“A mí no me gusta ‘tuitear’. Tengo otras cosas que podría estar haciendo”, explicó mandatario de Estados Unidos, en una entrevista previa a su juramentación, concedida a la cadena de televisión Fox News.

“Pero la prensa me trata de forma deshonesta, de forma muy deshonesta, y es la única forma en la que puedo expresarme y corregir”, aseguró.

Según Trump, con las redes sociales va a estar en contacto con “cerca de 50 millones de personas”, entre Twitter, Facebook e Instagram, por lo que si alguien lo “malinterpreta”, confía en tener al menos “un modo de decir que es una declaración falsa”.

“Si la prensa fuera honesta, que no lo es, no usaría Twitter en absoluto. No tendría que hacerlo”, subrayó. De manera conveniente deja de mencionar los millones de tuiteros, feibuqueros, etcétera, que se manifiestan en su contra y a los que seguramente también considera deshonestos.

Cambios en la sala de prensa

El presidente electo también habló de la posibilidad de trasladar la sala de prensa de la Casa Blanca a otro cuarto, y dijo que lo habían estudiado porque tienen muchas solicitudes de periodistas para la cobertura informativa y hay poco espacio, informó la agencia de noticias Europa Press.

“La sala es muy pequeña y simplemente queríamos trasladarla a otra mayor, en otra zona nueva, no en la misma zona y la prensa se volvió loca. Entonces yo dije: no la traslademos”, indicó, antes de advertir de que “algunas personas” de los medios no accederán a la sala de prensa de la Casa Blanca porque hay “demasiados” periodistas que quieren estar acreditados.

“Tendremos que elegir y decidir las personas que podrán estar en la sala (de prensa) y seguro que habrá personas que se quejen”, lo que en buen español significa que solamente dejará entrar a la ‘Prensa Buena’ y dejará fuera a la ‘Prensa deshonesta’ como cualquier otro presidente bananero o dictador tropical.

El magnate inmobiliario, finalmente, subrayó que su equipo había ofrecido una sala de prensa con más capacidad y se mostró seguro de que los reporteros “suplicarán” finalmente que les lleven a una sala más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com