Devaluación del peso presiona finanzas públicas: CIEP

La constante depreciación que está teniendo la moneda nacional frente al dólar impactará a las finanzas públicas del país, pues en el Paquete Económico se aprobó un tipo de cambio promedio de 18.62 pesos el dólar, pero en los últimos días se ha ubicado por arriba de los 21 pesos el dólar, coincidieron expertos.

“La volatilidad en el tipo de cambio genera un impacto significativo en las finanzas públicas, principalmente en la deuda que se tiene en moneda extranjera, pues mientras el tipo de cambio esté más alto, la deuda va a crecer, y lo que puede generar es que el saldo histórico de la deuda se incremente”, expuso Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

Comentó que será muy complicado para el gobierno federal lograr la estabilidad del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) —la medida más amplia de la deuda— ya que es probable que el tipo de cambio se ubique al cierre del 2017 entre los 23 y 24 pesos el dólar.

De acuerdo con el Plan Anual de Financiamiento, para el 2017, el gobierno federal pretende ubicar el SHRFSP en 50.2% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que apenas significaría una reducción de 0.3 puntos porcentuales a lo que se estima que cierre el 2016 en 50.5% del PIB.

“Para el 2017 habrá más volatilidad que en el 2016 (…) para lograr la estabilización del SHRFSP, de alguna manera se pensó más en una cierta apreciación del peso, pero la realidad es una fuerte depreciación. El tipo de cambio va a cerrar muy alejado de los 18.62 pesos por dólar que se estableció y será una presión para las finanzas públicas”, expuso el directivo del CIEP.

Villareal agregó que el crecimiento para el 2017 que estimó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entre 2 y 3% será muy complicado que se logre, pues también la normalización de las tasas de interés influirá en un gasto no programable más alto de lo estimado.

Petróleo, ¿el lado positivo?

Ernesto Revilla, director de estudios económicos de Citibanamex, mencionó que el lado positivo de la volatilidad en el tipo de cambio es que el gobierno federal registrará mayores ingresos por la venta de barriles de petróleo en el extranjero. “Se va a tener un impacto en la inflación. Nosotros estimamos una inflación de 5% para el 2017, pero por otro lado el tipo de cambio tendrá un efecto positivo en las finanzas públicas porque el gobierno recibe más dinero por exportación de petróleo. Entonces, tener un tipo de cambio mayor a lo aprobado, significará ingresos adicionales que permitirán que se cumplan las promesas del gobierno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com