Sede del debate presidencial, ‘museo’ de la corrupción

Mérida, Yucatán. El encuentro de candidatos para la gubernatura de Yucatán se realizó el pasado domingo en el municipio de Valladolid; mientras que el Gran Museo del Mundo Maya, será el “escenario estelar” del tercer y último debate presidencial entre los candidatos  Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade Kuribreña y Jaime Rodríguez Calderón.

El recinto le cuesta diario a las autoridades gubernamentales 605 mil pesos de egresos a cambio de 23 mil 640 pesos de ingresos, de acuerdo con la cuenta pública del poder Ejecutivo de 2017, y en 21 años, la obra costará más de cuatro mil millones de pesos.

O sea, una sede de total lujo que, desde 2013 –año de su construcción– a la fecha es subutilizada, con escasos eventos y muy pocos relacionados con la cultura maya.

De hecho, no hay exposiciones de piezas arqueológicas, simplemente algunos audiovisuales que no son aprovechados por el turismo nacional y extranjero que visita Yucatán.

Por otra parte, el segundo y último debate por la gubernatura estatal entre los aspirantes Mauricio Sahuí Rivero (PRI, PVEM y Panal), Mauricio Vila Dosal (PAN y MC), Joaquín Díaz Mena (Morena, PT, PES) y Jorge Zavala Castro (PRD), tuvo como sitio el Ecotel Quinta Regia.

En total, para este evento, el Iepac destinó 855 mil 020.43 pesos con la inclusión de habitaciones para los candidatos y hasta coffee break para los demás invitados.

Gran Museo de Mundo Maya

Este sitio tiene una polémica historia, ya que se financió con el esquema de Proyecto para la Prestación de Servicios (PPS), adjudicado a dos empresas del Grupo Hermes, propiedad de Carlos Hank Rhon en la gubernatura de Ivonne Ortega Pacheco (2007-2012).

Originalmente la obra costaría 411 millones de pesos con un pago anual de 33 millones de pesos; sin embargo, en la Cuenta Pública de 2017 se informa que, en realidad, el pago tendrá una duración de 21 años, de 2013 hasta 2034, a un promedio de 221 millones de pesos anuales para una cantidad total de 4 mil 643 millones de pesos, 11 veces más de lo informado.

De hecho, el Gran Museo del Mundo Maya es, lo que se suele llamar, un elefante blanco, porque se trata de un edificio que no trae beneficio directo alguno ni tampoco genera ingresos para autofinanciarse. Sólo genera 23 mil 640 pesos diarios y acarrea pérdidas por 605 mil 870 pesos cada 24 horas, debido a los salarios del personal y altos costos de su mantenimiento.

Las empresas que salieron beneficiadas del Grupo Hermes, propiedad de Carlos Hank Rhon, fueron Promotora de Cultura Yaxché, S.A. de C.V., y Compañía Constructora La Peninsular. Entre ambas y una tercera subcontratada (Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario de México) se encargaron de construir y equipar la obra, localizada al norte de Mérida, en una zona de bastante poder adquisitivo, y por la cual miles de yucatecos sufragarán con sus impuestos durante 21 años a una costo anual promedio de 221 millones de pesos.

Debate gubernamental

Para este segundo y último debate al Gobierno del estado, el Iepac destinó 855 mil 020.43 pesos, de los cuales 723 mil 570.80 pesos serán para la empresa Haz Comunicación que se encargará de la dirección, transmisión, producción en radio, televisión, Internet, Facebook y YouTube. El Ecotel Quinta Regia cobró 71 mil 978 pesos por el salón de debates, habitaciones para los cuatro candidatos, los tres moderadores y hasta el café con galletas y bocadillos para los demás invitados, entre otros gastos.

(Con información de la Jornada Maya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com