Trump, cada vez se parece más a Maduro… y a Peña

Washington. Inconforme con la manera en que la mayoría de los medios de comunicación de su país reportan sobre su gobierno, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo alusión en quitar la acreditación ante la Casa Blanca a los reporteros de medios críticos, algo similar a lo que ocurre en Venezuela y México con los presidentes Nicolás Maduro y Enrique Peña Nieto.

El mandatario estadounidense desde que era candidato a la presidencia, en 2016, se destaca por desacreditar a los medios de comunicación que ponen en tela de juicio sus acciones, palabras y decisiones, e incluso ha incitado a su base electoral a atacar a reporteros.

“Las noticias falsas trabajan tiempo extra, acaban de reportar que pese al tremendo éxito que estamos teniendo con la economía y todas las otras cosas, el 91% de las cadenas de noticias (falsas) reportan cosas negativas sobre mí. ¿Por qué trabajar arduamente con los medios si son corruptos? ¿Debemos quitarles las credenciales?”, escribió Trump este miércoles en su cuenta personal de Twitter.

Ésta no es la primera ocasión en la que el presidente hace alusión a quitarle la credencial de prensa ante la Casa Blanca a los reporteros que pertenecen a los periódicos, cadenas de televisión y estaciones de radio, que cumpliendo su labor, cuestionan las acciones del Ejecutivo.

De manera constante, Trump tilda de noticieros falsos a los programas de las cadenas de televisión CNN y MSNBC, por ejemplo. Lo mismo hace con los reportajes de investigación o noticias exclusivas que publican los periódicos The New York Times y The Washington Post.

Las críticas y ataques a la prensa por parte de Trump aumentaron desde que su gobierno está bajo la investigación del Departamento de Justicia por parte del fiscal independiente, Robert Mueller, quien busca determinar si el mandatario o su campaña presidencial de 2016 cometieron el delito de obstrucción de justicia en colusión con el gobierno de Rusia para socavar las elecciones presidenciales de ese año.

Tanto a la investigación de Mueller como a los reportajes de los medios de comunicación relacionados con el caso conocido como Rusiagate, o sobre la relación sexual que sostuvo con la actriz de pornografía, Stormy Daniels, el presidente de Estados Unidos los encajona con una simple etiqueta que tiene un contexto político: “cacería de brujas”.

The New York Times, uno de los periódicos más influyentes en Estados Unidos y en el mundo, lleva un recuento puntual de las mentiras que ha dicho Trump a la ciudadanía estadunidense y al mundo desde que asumió la presidencia en enero de 2017.

La ira de Trump contra los medios de comunicación se eleva cuando estos publican sondeos en los que se refleja la inconformidad de los ciudadanos estadunidenses con su forma de gobernar y su gobierno.

El medio de comunicación al que Trump, incluso hace publicidad positiva en su cuenta personal de Twitter o en discursos, es a la cadena de televisión Fox News, la que aplaude y fomenta absolutamente todo lo que hace el presidente. Fox News se ha aunado al lema de Trump de calificar a la investigación del caso Rusiagate como “cacería de brujas”.

(Con información de proceso.com.mx)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com