Facebook vigilará elecciones en EU… y el resto del mundo

En un reducido espacio entre los edificios 20 y 21 en el corazón del campus de Facebook, están construyendo una sala de conferencias de unos 7 por 10 metros.

Gruesos cables azules cuelgan del techo, listos para ser conectados a monitores de computadora del tamaño de una ventana en dieciséis escritorios. En un muro, varios televisores serán sintonizados con CNN, MSNBC, Fox News y otras de las principales cadenas noticiosas por cable. Un pequeño letrero de papel con letras naranjas pegado con cinta adhesiva a la puerta de vidrio describe lo que están construyendo: “Cuarto de guerra”.

Aunque ahora no hay mucho que ver, la próxima semana el espacio será el cuartel de Facebook para proteger las elecciones. Más de trescientas personas de toda la compañía trabajan en la iniciativa, pero el cuarto de guerra albergará a un equipo más pequeño: alrededor de veinte personas enfocadas en erradicar información sesgada, monitorear las noticias falsas y eliminar cuentas ficticias que intenten influir en los votantes antes de las próximas elecciones en Estados Unidos, Brasil y otros países.

“Vemos esto como probablemente la más grande reorientación de toda la empresa desde nuestro cambio de las computadoras de escritorio a los teléfonos móviles”, dijo Samidh Chakrabarti, quien lidera el equipo de Elecciones e Interacción Cívica de Facebook. La compañía, agregó, “se ha movilizado para hacerlo”.

El uso de Facebook por parte de los involucrados en campañas de injerencia extranjera ha sido rampante. En julio y agosto, la compañía ofreció detalles de cómo iraníes y rusos intentaron confundir a los usuarios de la red social a través de anuncios y publicaciones divisivas. Ahora, con las elecciones intermedias de Estados Unidos a siete semanas de distancia, Facebook avanza a toda velocidad para convencer al mundo de que la empresa está lista para manejar cualquier nuevo intento de una intervención como esa. La compañía está sometida a una tremenda presión para evitar que vuelva a haber una manipulación extranjera como la que se desarrolló en la red social durante la campaña presidencial de 2016.

Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, se ha comprometido a arreglar los problemas y dijo este mes que la compañía estaba “mejor preparada” para manejar una injererencia potencial. Pero ha reconocido que Facebook está en una “carrera armamentista” contra aquellos que intentan manipular la plataforma. La compañía ha puesto en práctica medidas —incluidas la contratación de miles de personas para ayudar a moderar el contenido y la creación de un archivo para catalogar todos los anuncios políticos— para construir defensas contra personas que publican mensajes no deseados, ciberatacantes y operadores extranjeros, pero la construcción incompleta del cuarto de guerra muestra lo incipientes y apresurados que son muchos de los esfuerzos.

Facebook invitó a dos reporteros de The New York Times al cuarto de guerra antes de que comience a operar la próxima semana para discutir el trabajo del equipo de elecciones y algunas de las herramientas que ha desarrollado para intentar evitar la injererencia. La compañía limitó la extensión de lo que The New York Times podía ver y publicar debido a la preocupación de revelar demasiado a los adversarios que podrían estar buscando vulnerabilidades. La compañía dijo que el cuarto de guerra fue modelado con base en operaciones similares usadas por las campañas políticas, las cuales tradicionalmente son puestas en marcha en las últimas semanas antes del día de la elección.

Chakrabarti, quien comenzó a trabajar en Facebook hace cuatro años después de haber estado en Google, dijo que una de las nuevas herramientas que la empresa está presentando es un programa informático a la medida que ayuda a rastrear información que fluye a través de la red social en tiempo real. Estos tableros son similares a un set de gráficas de líneas y barras con estadísticas que ofrecen una vista sobre cómo cambia la actividad en la plataforma. Estos permiten a los empleados ubicar con precisión, digamos, una noticia falsa en específico de amplia circulación o un alza repentina en cuentas automatizadas que están siendo creadas en un área geográfica en particular.

Los tableros fueron probados anteriormente en la elección especial al Senado estadounidense en Alabama. Desde entonces, Facebook ha construido dichos sistemas, probando y rediseñando el software durante múltiples elecciones en todo el mundo. Este mes, antes de la elección presidencial en Brasil, la compañía presentará las más recientes versiones de los tableros, dijo Chakrabarti.

Facebook creó en 2007 lo que llama su equipo de Elecciones e Interacción Cívica para trabajar con gobiernos y campañas sobre cómo podían usar la red social de manera más efectiva. Durante un largo tiempo, el equipo solo estaba conformado por algunas decenas de personas en Silicon Valley; se expandió en 2013 para incluir a miembros en otras oficinas afuera de Estados Unidos.

Después de que Facebook dio a conocer que agentes relacionados con el Kremlin habían manipulado la red social para esparcir mensajes incendiarios a votantes estadounidenses durante la elección de 2016, la compañía comenzó a incrementar el número de personas en el equipo. El grupo también fue reestructurado para enfocarse más en la seguridad de las elecciones.

Desde entonces, el equipo ha crecido rápidamente a su tamaño actual, aumentado por otras personas en la compañía cuyos trabajos involucran algún aspecto de frenar la intervención electoral. Facebook ha dicho que cada una de sus unidades —incluidas Instagram y WhatsApp— ha sido informada sobre hacer de la seguridad en elecciones una prioridad cuando se diseñen nuevos productos.

Chakrabarti se reúne varias veces al mes con los ejecutivos de más alto rango, ingenieros y gerentes de producto de Facebook. Las reuniones a menudo incluyen a Zuckerberg y a Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de la compañía.

Facebook decidió crear un cuarto de guerra dedicado al trabajo relacionado con elecciones hace poco para que un grupo base de ingenieros, científicos de datos y ejecutivos pudieran sentarse juntos en el mismo espacio físico antes de las elecciones intermedias. Escogieron una sala de conferencias vacía en el pasillo que conecta los edificios 20 y 21, un punto central en el campus de Facebook que es de fácil acceso para los empleados.

La construcción comenzó hace unos meses y está programado que el cuarto, con sus muros que funcionan como pizarras blancas y conjuntos de mesas largas, inicie operaciones el 24 de septiembre. Ha sido acondicionado con cables y amplificadores de señal de internet, así como nuevos cables que fueron instalados para los monitores y otros equipos.

Chakrabarti dijo que lo que ocurra en el cuarto de guerra será la “última línea de defensa” para que los ingenieros de Facebook detecten rápidamente problemas no previstos los días previos y en los que se realicen las elecciones en varios países. Muchas de las otras medidas de la compañía tienen como objetivo detener la desinformación y otros problemas mucho antes de que se muestren en el cuarto de guerra.

Una vez que un problema llega al cuarto de guerra, los tableros serán configurados para detectar y rastrear actividad inusual, mientras que los científicos de datos y los expertos en seguridad la examinan con detalle. Chakrabarti dijo que el equipo estaba particularmente vigilante a publicaciones que manifiestan “daño en el mundo real” y planean eliminar publicaciones que intentan desenganchar a votantes al darles datos incorrectos de encuestas o esparcir rumores falsos como alentar a las personas a votar a través de mensajes de texto.

“El mejor resultado para nosotros es que nada ocurra en el cuarto de guerra”, dijo. “Todo lo demás que estamos haciendo son defensas que estamos colocando para detener esto desde el principio”.

(Con información de NYTimes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com