Despiden 400 periodistas el día después del paro general en Argentina

Buenos Aires, Argentina. Un día después del paro general que paralizó el domingo al país, Hernán Lomabardi titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la Jefatura de Gebinete decidió el despido de unos 400 periodistas y trabajadores de la Agencia estatal Télam, mediante un comunicado firmado por el directorio de la empresa donde acusan directamente a los despedidos de “hostigamiento”, por haber advertido lo que iba a suceder.

Lombardi es el responsable de miles de despidos en todos los medios públicos del país y está encargado del desguase de los mismos, además de acciones amenazantes contra todos los periodistas que siguen trabajando.

Junto con la destrucción de todo medio crítico al gobierno derechista de Mauricio Macri, también se está persiguiendo y obligando a renunciar a los jueces que el Ejecutivo no maneja o que tienen alguna de las tantas causas de corrupción por la cuentas off shore tema en el que están involucrados desde el presidente a una mayoría del gabinete.

La Oficina Anticorrupición que dirige la macrista Laura Alonso, quien trabaja para Fundaciones de Estados Unidos, relacionada con el representante republicano Marcos Rubio, asesor del presidente Donlad Trump y de los grupos cubano americanos de Miami, hasta ahora sólo actuó para salvar de los juicios a Macri y sus allegados.

En tanto los trabajadores de Télam apoyados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) y por sus colegas de los medios oficiales y otros, que como el caso de la Televisión pública, están en la mira de los despidos masivos están en Acamblea permanente.

La agencia estatal de noticias Télam es dirigida por Rodolfo Pousá quien comunicó los despidos con la justificación de “modernizar” la empresa y denunciando que los trabajadores “pretenden apropiarse de la línea editorial como si fuera un botín político”, lo que es falso ya que había una denuncia previa de los periodistas “por aprietes”.

Los trabajadores decretaron un paro por tiempo indeterminado. En el caso de la Televisión Píblica, los periodistas que están bajo una severa presión, fueron impedidos de continuar con los informativos que transmitía la televisora del Estado y decidieron reunirse y continuar por fuera de sus horas de trabajo y como forma de resistencia, lanzar un informativo que va por redes.

En la mira del gobierno de Macri están medios escritos como Página 12 y el semanario Tiempo Argentino, que mantiene una edición diaria por la Web y también a los detenidos preventiva e ilegalmente dueños de la empresa Indalo, Cristibal López y Fabian de Souza que tienen el canal C5N y radios importantes , donde hay programas que trasmiten la verdad de los hechos cotidianos, que silencian los grandes medios oficialistas.

Aunque López y su socio han querido pagar una deuda de impuestos con el Estado con la venta de una petrolera, se les ha impedido. Recientemente en marzo ambos fueron liberados por la sala I de la Cámara federal porteña, que votó por liberarlos, pero esta fue desintegrada: el camarista Eduardo Farah fue trasladado intempestivamente al Tribunal Oral Penal Económico 1, y Jorge Ballestero se tomó una licencia médica y después pidió su jubilación.

Ante esta situación los reemplazaron los jueces Martín Irurzún y Leopoldo Bruglia, que en abril dejó sin efecto la liberación de López y De Souza, como lo pidiera el juez Julían Ercolini, todos amigos del gobierno ante un pedido público y directo del presidente Macri.

El abogado Carlos Beraldi, defensor de los dueños del Grupo Indalo, consideró que no debía hacerse lugar a la detención y que la misma “violentaba el principio de igualdad ante la ley”, recordando que Cámara federal porteña había ordenado la excarcelación y modificado la calificación legal. “Sin medios y sin jueces” se ha convertido en un dicho muy popular.

(Con información de La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com