Construir sociedades más humanas, reto del futuro

La industria 4.0 se refiere a las nuevas tecnologías relacionadas con manejo de datos, realidad virtual e inteligencia artificial

El mundo es cada vez más incierto, complejo y turbulento. En ese contexto se pide a los jóvenes que, como profesionales, entiendan que es así y se adapten rápidamente a los cambios. Pero, sobre todo, que no pierdan de vista que el poder de las tribus del futuro, de los científicos de la información, es construir sociedades más humanas, aseguró Natividad Robles Aguilar.

La académica de la Facultad de Química (FQ) sostuvo que las comunidades científicas actuales requieren evolucionar ante los retos que vienen para los próximos 30 años: “¿Con qué perfil deben contar los estudiantes y los egresados? ¿Qué habilidades deben tener?”

En los corredores laborales, expuso, “los reclutadores comentan que en la comunidad química carecemos de habilidades técnicas y tecnológicas, así como para identificar las tendencias del mercado; también desconocemos temas de economía global. Así, resulta que necesitamos conocer más de las tendencias globales.

Asimismo, es muy importante asumir el papel de líderes y generar iniciativas de impacto social. “Cada vez tenemos que aprender nuevas herramientas para crear nuevos productos y proyectos que utilicen las sociedades del futuro”.

La industria 4.0, recordó, se refiere a las nuevas tecnologías relacionadas con el manejo de datos, realidad virtual, Internet de las cosas e inteligencia artificial. Por ejemplo, hoy en día los químicos metalúrgicos trabajan en la creación de equipos de seguridad ligados a sistemas computacionales que evitan accidentes, o que recopilan datos durante la exploración.

En tanto, las empresas del sector cosmético elaboran productos vinculados a aplicaciones “para tener una mejor experiencia de usuario”, y los químicos de alimentos desarrollan empaques inteligentes capaces de señalar cuándo el producto está por caducar o tiene un problema de calidad. “Cada vez tenemos un entorno donde todo se conecta con la tecnología”.

Natividad Robles refirió que consultoras globales de negocios han declarado que las cadenas de suministro evolucionarán con las tecnologías de la industria 4.0 hacia distintos pilares, “donde lo mejor es tener un plan que me permita utilizar esas tecnologías, hacer una automatización, medir el rendimiento, hacer estrategias de monitoreo y establecer colaboración”.

La universitaria mencionó que actualmente hay científicos de la información en todas las carreras; aquellos que, en el caso de la química, se adentran en los escenarios de las ideas que quieren valorar, hacen mapas de sus hipótesis (qué se observa en el inicio, qué pasos siguen, qué fracasos se presentan, cuántas estrategias se validan, etcétera), y encuentran relaciones entre esos datos. Ellos, además, tienen la capacidad de comunicar efectivamente sus resultados.

Ellos hacen trabajo de campo y analizan si pueden mejorar, eliminar o reemplazar algo. “La innovación tiene que estar acompañada de esos elementos”, abundó la especialista.

Salir y caminar

En el Auditorio A de la Facultad añadió que lo más importante para un Smart Information Scientist es salir y caminar. Los laboratorios y aulas son espacios de intercambio de opiniones, “pero el mundo que quieres cambiar esta allá afuera. Un científico de la información debe abrirse al mundo para hacer nuevas propuestas”.

Robles Aguilar definió a una tribu como un grupo de personas que se reúnen porque tienen intereses y conocimientos en común, y se sienten atraídas por un líder, o la persona que decide activar proyectos para el bien de todos. Las del futuro son aquellas que dominan el manejo de mucha información, de datos veraces, que usan la información y se reúnen con otras para resolver problemas de la sociedad, y cuyas exigencias consistirán en solventar proyectos en menor tiempo.

Lo que aprenden hoy, advirtió a los alumnos de la FQ, les servirá durante poco tiempo; todo cambia demasiado rápido. De esa forma, deben pensar cómo salir a resolver el mundo para el año 2025 o 2030. “Lo único constante en el ejercicio de su profesión es el cambio”.

(Con información de Gaceta UNAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com