Productores agrícolas listos para incrementar cultivos

El 92% de cultivos es de temporal lo cual es una fortaleza del Sur Sureste, también es una de las grandes debilidades, indican

Ciudad de México. El sector agroalimentario del sur-sureste del país pidió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ayuda para que el valor de la producción que genera el campo en esa zona pase de 120 a 150 mil millones de pesos en los próximos 6 años.

En entrevista con La Jornada, Federico Assaleih Ortiz, presidente del Consejo Coordinador Agroalimentario del Sur Sureste indicó en el 90 por ciento de las tierras de cultivo en los estados de Tabasco, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo está en manos de pequeños productores, es decir, poseen menos de 5 hectáreas.

Aunado a ello, menos del 8 por ciento de las tierras de cultivo (7.7 hectáreas) cuentan con sistema de riego, por lo que el 92 por ciento restante es de temporal que, si bien es una fortaleza de la región, también es una de las grandes debilidades, indicó.

Agregó que la zona también carece de infraestructura como caminos rurales y en algunas regiones no hay electricidad, lo cual no ayuda para la electrificación en pozos de agua y hasta la comercialización de los productos agrícolas.

Ante ello, el Consejo —que está conformado por presidentes de los consejos estatales agropecuarios de los estados del sureste que forma parte de la estrategia de fortalecimiento dentro del Consejo Nacional Agropecuario— busca la ayuda del gobierno federal para impulsar una serie de propuestas y acortar la “gran brecha entre el sur y el norte del país.”

Comentó que es primordial que exista una planeación estratégica y un reordenamiento del uso del suelo. “Tenemos que tener una vocación definida agrícola y no nada más sembrar por sembrar, como lo hicieron nuestros papás, nuestros abuelos”, dijo.

Indicó que reorientar la vocación de cultivos en la región se puede hacer a través de tecnología que ya existe, como mapeo satelital, solo es cuestión de que se acerque a los pequeños productores y se les incentive a hacer el cambio en cada uno de los estados.

Añadió que no se trata de incrementar el número de superficie agricola, sino de hacer una reconversión. “Necesitamos producir mas valor, con menos superficie.”

Detalló que la meta es que en los próximos seis años se reconviertan 10 por ciento de las hectáreas de temporal, es decir, 700 mil hectáreas, pero para ello se necesita el acompañamiento tanto del gobierno, como de los sistemas producto, para acercar al pequeño productor plantas torelanrtes a palgas, fertilizantes, entre otras cosas.

Comentó que el porcentaje de tierra de cultivo de temporal pasaría de 8 a 20 por ciento y esto a su vez incrementaría 25 por ciento total del valor que se genera, que equivaldría a alrededor de 25 mil millones de pesos. Es decir, si actualmente genera 120 mil millones de pesos, este monto puede incrementarse entre 145 a 150 mil millones de pesos.

Al ser cuestionado sobre cuáles son los productos en los que se podría enfocar el sur-sureste, indicó que sería un catálogo de cultivos frutales y hortalizas.

Explicó que en 80 por ciento de las hectáreas se siembran con productos tradicionales (arroz, forraje, avena, café, cebada, frijol, maíz, sorgo, trigo, zacate) y solo genera 40 por ciento del valor de esos 120 mil millones, mientras que el 20 por ciento de frutas y hortalizas generan el 60 por ciento del valor.

“Si queremos generar más el valor, no es incrementando la superficie, es cambiando la ecuación para que lo que produzca tenga más valor y más ingreso por hectárea”, aseveró.

También indicó que el gobierno debe proporcionar y administrar la información que se genera del campo, es decir, aprovechar datos para que puedan ser usados por los productores, mientras que las autoridades deben administrar sistemas para conocer de manera confiable lo que se produce.

Por otra parte, indicó que se requiere electrificar los pozos, pero en hay zonas donde no hay energía eléctrica, por lo que buscan proponer que el subsidio que otorga la Comisión Federal de Electricidad se destina un sistema de paneles fotovoltaicos, pues así la empresa paraestatal podría ahorrarse miles de millones de pesos en la tarifa eléctrica y se aprovecharía el marco legal existente e incluso podría hacerse bajo un esquema de cofinanciamiento con los mismos productores.

(Con información de La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com