Meade, Nuño y Narro usaron recursos públicos para promoverse

Ciudad de México. Todos los secretarios de Estado que en algún momento sonaron como aspirantes a la candidatura presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) explotaron el gasto publicitario de la dependencia respectiva, de acuerdo con una nota que publica en su edición de este miércoles el periódico Reforma de la Ciudad de México..

Bajo el encabezado “Explotan tapados gasto publicitario”, la nota principal del rotativo destaca que, de acuerdo con reportes de la Cuenta Pública de los dos últimos años, cuando intensificaron actividades públicas, la mayoría de los aspirantes presidenciales del tricolor –conocidos como “tapados”– sobre ejerció el gasto de comunicación social.

Tal situación no sólo se registró en la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde el gasto publicitario se excedió de manera exponencial al pasar de 76.7 millones de pesos a mil 82 millones en 2016 y de 70.6 a mil 963 millones en 2017.

Por ejemplo, José Antonio Meade Kuriibreña, quien finalmente se quedó con la candidatura presidencial priista, rebasó el gasto en publicidad en 2016, cuando se desempeñó como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), pues el Congreso federal aprobó una partida de 73.19 millones de pesos, pero él gastó 571.47 millones.

Las campañas oficiales de la Sedesol coincidieron con una sobreexposición de Meade Kuribreña tanto en actos públicos como en entrevistas.

Ya en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con Meade como titular, en 2017, pasó de 177.78 millones de pesos aprobados a 190.29 millones gastados.

Lo mismo ocurrió en la Secretaría de Salud, encabezada por José Narro, donde en 2016 se programaron 72.38 millones, pero al final la inversión fue de mil 543.16 millones, y en 2017 con 74.88 millones presupuestados frente a los mil 134.64 millones ejercidos.

Aunque Gobernación, encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong, subejerció el gasto de propaganda en 2016 y 2017, gastó de más entre 2013 y 2015, alcanzando el sobregiro más alto el primer año, con 80 por ciento, al pasar de 129.99 millones de pesos aprobados a 234.09 millones ejercidos.

José Calzada, ex titular de Agricultura y candidato suplente al Senado, sobreejerció el presupuesto durante los tres años que permaneció en el cargo, antes de convertirse en el dirigente del Movimiento Territorial del PRI.

El también ex aspirante Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo, gastó más de lo autorizado para comunicación social en los últimos dos años de su gestión.

Uno de los excesos más destacados corrió a cargo de Rosario Robles Berlanga, quien en distintas dependencias ha hecho del sobreejercicio en ese rubro su signo de distinción.

En 2013, en la Sedesol, dispuso de 237 millones de pesos cuando sólo tenía autorizados 49.9 millones; en 2014 destinó 455.44 millones y sólo se le habían aprobado 60.55 millones.

De acuerdo con la Cuenta Pública, en 2017 la Secretaría de Educación Pública (SEP) gastó mil 963 millones de pesos en comunicación aunque el Congreso de la Unión sólo había aprobado una partida de 70.6 millones de pesos.

El año pasado, la secretaría reforzó la campaña del nuevo modelo educativo, derivado de la reforma que en la materia se anunció, por lo que el gasto de comunicación social ascendió a 5.3 millones de pesos diarios en propaganda, como lo documentó el periódico Reforma.

Este aumento coincidió con una “sobrexposición” de Nuño en los medios, quien se rumoraba sería uno de los aspirantes presidenciales del PRI en los comicios próximos del 1 de julio.

“El monto gastado durante 2017 contrasta con el presente año, para el cual se programaron 72 millones de pesos para el gasto en imagen de la SEP”, afirma Reforma.

(Con información de Reforma)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com