Debilitan fotos versión de Marina sobre muerte de menores

Nuevo Laredo. Una serie de fotografías muestran el automóvil en el que murieron tres integrantes de la familia Rojas Ruiz en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en las cuales se aprecian al menos cuatro impactos de bala en el toldo del vehículo, tanto en la parte superior de los asientos del conductor y del copiloto como en los traseros.

Las imágenes fueron publicadas por la Agencia RN Noticias en redes sociales luego del enfrentamiento que sostuvieron en las primeras horas del pasado domingo elementos de la Marina contra presuntos integrantes de un grupo del crimen organizado.

El incidente comenzó cuando hombres armados emboscaron en tres ocasiones a elementos navales en Nuevo Laredo, lo que provocó una movilización por las avenidas periféricas de la ciudad que derivó en balaceras y persecuciones.

Fuentes de la Secretaría de Marina (Semar) señalaron que durante el enfrentamiento murió una enfermera y que seis de los 12 heridos perdieron miembros del cuerpo a causa de los impactos que recibieron del arma tipo Barret que usaron los atacantes, cuyas balas atravesaron las unidades en las que se trasladaban los marinos.

Luego de la segunda emboscada, en plena persecución, Nallely Aidé Ruiz junto con su esposo, Efraín Rojas, y sus dos hijas, de cuatro y cinco años de edad, circulaban a bordo de un automóvil Buick, de color azul. Antes habían visitado al padre de Nallely en la colonia Roma de Nuevo Laredo y se dirigían a El Nuevo Progreso, donde tenían su domicilio.

Sin embargo, se encontraron en medio de los tiroteos, lo cual causó la muerte tanto de la mujer como de las dos menores, mientras que el padre sufrió heridas graves y fue trasladado a un hospital.

Más tarde, Sara Ruiz, hermana de Nallely, señaló en un video difundido en redes sociales que uno de los marinos le confirmó que ellos dispararon desde un helicóptero a la familia, debido a que se equivocaron.

El lunes pasado la Semar señaló que la muerte de los civiles fue a causa del fuego cruzado y reconoció que utilizó un helicóptero en la persecución, pero negó que haya disparado contra la familia Rojas Ruiz.

Afirmó que los impactos de bala encontrados tanto en las víctimas como en el automóvil son de calibre distinto al que utiliza la Marina.

La PGR (si alguien le cree) ratifica versión de Semar

Fuentes federales señalaron a este diario que en la carpeta de investigación abierta por la Procuraduría General de la República (PGR) se señala que el tipo de proyectiles encontrados en el automóvil son calibre .223, los cuales, explicó, no son usados por la Marina.

Horas después del incidente comenzaron a circular imágenes de las víctimas dentro del vehículo; sin embargo, en éstas no se aprecia el automóvil completo.

En las fotografías difundidas ayer por la Agencia RN Noticias se alcanza a ver a la madre de las menores con una de sus hijas en brazos. A las dos se les ve con la misma ropa que en las primeras fotografías difundidas por distintos medios de Nuevo Laredo.

En la imagen se aprecian además los impactos en el toldo del automóvil.

En total, RN publicó cinco fotografías distintas en las que se ve un agujero con características similares a un impacto de bala en el centro de los dos asientos delanteros, y uno más sobre el lugar del copiloto, donde se encontraba Nallely con una de sus hijas en brazos.

En la parte trasera del automóvil se aprecia otra perforación en la parte superior al asiento que se encuentra detrás del conductor. En este sitio, de acuerdo con las fotografías difundidas inicialmente, se encontraba la otra menor. También se observa un impacto de bala sobre el otro asiento trasero y uno más en el espacio entre el toldo y la puerta delantera derecha.

(Con información de La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com