Cirugía mayor los aeropuertos Cdmx y Toluca: Espriú

Ciudad de México. Independientemente de los resultados de la consulta para definir la ubicación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el próximo gobierno realizará “una cirugía mayor” a las terminales aéreas de Ciudad de México y de Toluca con la finalidad de solucionar el problema de la saturación.

Se trata de una inversión de 5 mil millones de pesos el año próximo, que permitirá atender a 60 millones de pasajeros.

Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, señaló ayer que si en la consulta gana la opción de la Base Aérea de Santa Lucía –que, recordó, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de la Organización de las Naciones Unidas consideró viable desde noviembre de 2013 y compatible con la actual terminal aérea, no así Texcoco– el número de pasajeros se incrementaría hasta 110 millones.

Explicó que la OACI realizaría un nuevo estudio en cuatro o cinco meses, con un costo de 600 mil dólares, para redefinir el espacio aéreo entre la Base Militar y el Aeropuerto Internacional Benito Juárez para que “no haya ningún problema”.

En conferencia de prensa en la casa de transición, Jiménez Espriú advirtió sobre el incremento de costos en la construcción del NAIM en el lago de Texcoco. “El proyecto original que se planteó en 2014 ante la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda consideraba 195 mil millones de pesos para las dos fases del proyecto, y hoy estamos hablando de un costo de 285 mil millones de pesos sólo para la primera”. Y a ello, sostuvo, hay que agregar inversión en infraestructura social por 30 mil millones de pesos y otros 30-35 mil millones más para vialidad.

El avance de la obra, dijo, “no es el que se planteó desde el principio, pues en 2014 se habló de que estaría listo en 2018, posteriormente en 2020 y hoy la gerencia del proyecto nos dice que si no hay contingencias en el camino estaría operativo en el segundo semestre de 2022.

“Siendo realistas, consideramos que si todo marchara muy bien podría estar listo a finales de 2024, y si hay contingencia podría irse unos años más… no podemos esperar a solucionar el problema de la saturación actual hasta 2024, 2026 o lo que sea. En estas condiciones, en caso de que se decidiera continuar con el aeropuerto (en Texcoco), no estaría operativo en el próximo sexenio”, afirmó.

Indicó que por ello es obligado e impostergable rehabilitar y modernizar el aeropuerto Benito Juárez para dar cabida a 50 millones de pasajeros, con una inversión inicial estimada de 3 mil millones de pesos. Con ello se solucionarían problemas de hundimiento, drenaje, agua y se construirían plataformas adicionales para posiciones remotas.

En el caso del aeropuerto de Toluca se realizarían varias obras, incluida la posibilidad de otra pista, con recursos hasta por 2 mil millones de pesos para recibir 10 millones de pasajeros o más, y no los 600 o 700 mil actuales.

Jiménez Espriú indicó que las alternativas para el NAIM ahora son: “continuar la construcción (en Texcoco) con la cancelación necesaria del aeropuerto Benito Juárez y de la Base Aérea por incompatibilidad aeronáutica”, y un sistema aeroportuario con la rehabilitación y modernización de estos dos últimos, más la construcción del NAIM en Santa Lucía, con opción para 50 millones de pasajeros más”.

Reiteró que la consulta ciudadana para decidir sobre la obra se realizará del 25 al 28 de octubre en 538 municipios, en los cuales se ubica 80 por ciento de la población nacional, con la instalación de mil 73 urnas de las 8 de la mañana a las 18 horas. Confirmó que los días 27 y 28 aplicarán, además, una encuesta domiciliaria. Y una semana después darán a conocer los resultados.

(Con información de La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com