AMLO pide evitar la simulación en obra pública

La inseguridad se solucionará cuando se rescate al campo, haya trabajo, buenos ingresos y se atienda a los jóvenes, dijo

Tejupilco, Estado de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó su acto de entrega de becas en el Estado de México e hizo un exhorto “para que ningún funcionario simule, que ya no se le engañe al pueblo” en cuanto a obra pública.

El mandatario relató que ayer, durante su traslado terrestre de Michoacán a Ciudad Altamirano (Guerrero), pasó por este tramo de vialidad y corroboró su mal estado, por lo que de inmediato llamó al encargado de la conservación de carreteras de la Secretaría de Comunicaciones, quien aseguró que se repararía la vialidad desde Toluca.

Este 9 de febrero, López Obrador se dijo sorprendido y apenado al observar una cuadrilla realizando los trabajos, pues recordó la “simulación” a la que los gobiernos recurren cuando el presidente visitará sus tierras, mientras el resto del tiempo es una constante el deterioro en la prestación de servicios públicos.

“Hoy que regreso, ya me encuentro a una cuadrilla de trabajadores echando chapopote, tapando los baches. La verdad me dio pena, porque eso es la mala costumbre, nada más porque saben que va a llegar el presidente”, resumió el mandatario.

“Que ningún funcionario simule, que ya no se engañe al pueblo. Vamos a darle mantenimiento a la carretera”, ofreció López Obrador.

Para ejemplificar la situación, recomendó a los jóvenes ver la película “Calzonzin inspector”, dirigida por Alfonso Arau, y les resumió la trama:

“De cómo cuando iba a llegar una autoridad a un pueblo, inmediatamente hasta patines les ponían a los militares retirados, los vestían de honor, y si visitan el hospital, sacaban a los pobres enfermos que habían ahí, que no eran atendidos, las camas todas abandonadas, ponían camas nuevas, metían de enfermos a puro pesista, para que el jefe llegara y viera que el hospital estaba bien atendido, ponían equipos”.

El morenista reconoció ante los asistentes –básicamente estudiantes-, que el gobernador Alfredo del Mazo “se ha portado muy bien” –incluso lo consideró el padrino de la universidad pública que se construirá en Luvianos, por ser quien así se lo sugirió-, en pro de un partido más importante que se llama México, de tal manera que debe darse prioridad a la conciliación y a la fraternidad.

También urgió a que en el Estado de México se concluya el censo, casa por casa, para detectar a los beneficiarios de todos sus programas sociales, a quienes se allegarán los apoyos de manera directa, sin ningún intermediario, sin “moches ni piquetes de ojo”.

Bansefi, añadió, será transformado en Banco de Bienestar con sucursales hasta en las comunidades más apartadas para que todos los beneficiarios puedan acceder a los depósitos, directamente desde la Tesorería de la Federación.

El mandatario entregó a jóvenes de colegios de bachilleres, normales, escuelas técnicas y preparatorias de la región sus nombramientos como primeros beneficiarios de una beca consistente en mil 600 pesos bimestrales que, a su decir, contribuirá a disminuir la deserción escolar.

“Los jóvenes son como la levadura, lo que da sentido a la vida, la frescura, presente y futuro, relevo generacional” que asegurará la continuidad de la cuarta transformación.

Destacó que, en total, se pretenden entregar más de 4 millones de becas de este programa que representarán una inversión anual de 41 mil millones de pesos que será posible costear gracias a que el combate al huachicol ha arrojado ahorros de al menos 50 mil millones de pesos diarios.

“Cuando llegamos… se robaban 800 pipas diarias de gasolina que implicaban 65 mil millones de pesos… antier se robaron 40 pipas; por lo bajo nos ahorramos 50 mil millones diarios”, expuso.

También hay ahorros importantes, aseguró, mediante el cobro de impuestos a un grupo selecto de empresas que no los pagaban a las que les eran devueltos.

“Cuando llegamos, había una denuncia en la Suprema Corte de Justicia, los de la empresa Modelo querían que les devolvieran los impuestos, 35 mil millones de pesos por Impuesto Sobre la Renta (ISR); un ministro ya tenía el proyecto ordenando que se le devolviera el dinero… otros… dijeron no y ganaron la votación”, expuso.

Con estos ahorros en corrupción, insistió, será posible también costear 11 millones de becas de 2 mil 400 pesos a los estudiantes de Universidad; se apoyará con 3 mil 600 pesos mensuales a los jóvenes de 18 a 29 años mientras se capacitan como aprendices en talleres, comercios, pequeñas y medianas empresas, en el campo y la ciudad, “para que no tomen el camino de las conductas antisociales”.

Agregó que el impulso a la educación se potencializará con la cancelación de la reforma educativa, y paulatinamente en el sexenio se regularizará a los maestros sin base, además de basificarse a 80 mil trabajadores eventuales y honorarios del sector salud.

López Obrador insistió en que la inseguridad y violencia en el país se solucionarán cuando se rescate al campo, haya trabajo, buenos ingresos, bienestar y se atienda a los jóvenes; “entonces si va a haber paz y tranquilidad, esa es la estrategia.  Que haya trabajo, bienestar, que se fortalezcan los valores sociales, morales, culturales”.

(Con información de Proceso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com