Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los poderes corrompidos

Si revisamos la información global, nos damos cuenta que la corrupción en México no es un caso aislado ni América Latina ni en el mundo.

Apenas el fin de semana, fueron detenidos 67 funcionarios en Irán y a 100 más les prohibieron abandonar el territorio porque están sujetos a investigación.

Argumentan las autoridades que la presión económica lleva a los iraníes a buscar formas ilegales para traficar productos de primera necesidad, incluidas las divisas.

Un ejemplo de lo anterior es la imposición de una tasa de cambio fija y cerrar las oficinas de cambio, lo que provocó una ola de especulación en el mercado negro y que algunos encargados de esas tareas sean ahora sospechosos de corrupción por beneficiarse del dólar a tasas preferenciales.

Muy distinto a lo que se ha hecho en México, el gobierno iraní propone que la sanción a las personas reconocidas culpables por corrupción económica sea aplicada de manera justa y lo más rápido posible.

Tal es caso del vicegobernador del Banco Central, quien ya fue detenido, así como otros responsables acusados de corrupción y especulación.

Para el efecto, cabe resaltar la iniciativa de crear un tribunal especial que juzgue a las personas acusadas de crímenes económicos. Hasta aquí lo referente a la situación en Irán.

Ahora, en lo referente a la corrupción en Perú, el propio presidente de la Corte Suprema señaló que, a cambio de sobornos, los jueces dan fallos de impunidad a elementos del crimen organizado en 14 de los 34 distritos judiciales. ¡Más del 41 por ciento de los centros encargados de aplicar la ley!

También el Fiscal de la Nación tiene denuncias en su contra, pero se resiste a abandonar el cargo aun cuando se ha comprobado su relación con varios personajes de la red de corrupción.

Y para completar el panorama, la bancada del Partido Fuerzo Popular lo apuntala en el Poder Legislativo, donde poseen la mayoría y proponen (haga de cuenta México) una investigación parlamentaria que investigue al Fiscal.

Incluso, el presunto fiscal corrupto, prepara una contra ofensiva para acusar a quienes obtuvieron las pruebas de la corrupción de la Fiscalía.

Le recuerdo que en México pasó algo similar con el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por investigar desvíos a favor del PRI. O el despido de varios auditores de la Auditoría Superior de la Federación que investigaron y aportaron pruebas en la llamada ‘estafa maestra’ que incluye 11 dependencias o los desvíos en Sedesol…

Los mexicanos sabemos que la corrupción es un frente muy grande y muy fuerte al que se debe enfrentar con la aplicación irrestricta de la ley a los funcionarios que hayan sucumbido a la danza de los millones, a los empresarios que se hayan coludido con los políticos y a los miembros de la delincuencia organizada.

El combate a la corrupción y la impunidad, es una causa que no se puede retrasar más. O rescatamos al país o nos hundimos con él mientras las élites se va otros países a disfrutarlos miles de millones sustraídos subrepticiamente.

Ya dije.

CONTACTO

sergio.anaya.@totalsapiens.com

993 112 3314

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com