Todavía hay muchos países donde ser gay es un delito

En 124 países en el mundo las relaciones entre personas adultas del mismo sexo no están criminalizadas. Algunos de estos nunca tuvieron disposiciones que penalizaran estos actos, mientras que otros las han derogado. Pese a ello, señala el organismo, en muchos de estos países, la comunidad LGBTTTI sufre una clara discriminación y estigmatización social.

La pena de muerte

El mismo informe señala que existen 13 países en los que las relaciones entre personas del mismo sexo son castigadas con la pena de muerte.

En Arabia Saudí, Irán, Yemen y Sudán, esta condena se aplica de manera efectiva en todo su territorio bajo la ley Sharia o ley islámica. En Nigeria y Somalia sólo se aplica en algunas provincias, igualmente bajo la ley islámica.

En Irak y Siria, esta condena es implementada en los territorios ocupados en ambos países por el grupo extremista Estado Islámico (EI). Incluso se han difundido videos en las redes sociales donde yihadistas arrojan a hombres, acusados de ser gays, desde lo alto de edificios, tal como, aseguran, señala la ley islámica.

Aunque en Afganistán, Qatar, Pakistán, Mauritania y los Emiratos Árabes Unidos la pena de muerte por mantener relaciones homosexuales está codificada en la ley, esta no suele ser aplicada.

De multas a inhumanos castigos

En71 países, señala el reporte, las relaciones homosexuales son consideradas ilegales y se condenan con castigos que la ONU ha señalado como “crueles, inhumanos y degradantes”.

En algunas de estas naciones, la ley sólo se aplica a hombres, pero en la mayoría se aplica también a las mujeres.

Según el informe de la ILCA, la mayoría de las naciones que castigan la homosexualidad están en África: Argelia estipula hasta 2 años de prisión; Etiopía 15 y Gambia da cadena perpetua, por poner algunos ejemplos.

Asia es el segundo continente con más países que criminalizan la homosexualidad. En India, por ejemplo, se castiga con hasta diez años de prisión “las relaciones carnales contra el orden de la naturaleza”.

Aunque también hay algunos países en América que toman medidas similares, como Jamaica, Barbados, Granada o Guyana.

Además, algunos países -como Kenia, Camerún, Egipto, Uganda y Zambia- permiten, bajo ley, exámenes anales forzados y pruebas obligatorias de VIH y hepatitis B a hombres “sospechosos de conducta sexual con alguien de su mismo sexo”.

Criminalización maquillada

Por otro lado, existen al menos 19 países en el mundo que tienen leyes de promoción o propaganda y normas que regulan la moral y restringen la libertad de expresión en relación a la orientación sexual, entre ellos Rusia, Lituania, Egipto, Indonesia y Jordania.

Clínicas y terapias de “conversión”

De acuerdo con la ILCA, hay algunos países donde existen las llamadas clínicas u hospitales que prometen tratamientos de “conversión” o “curar” la homosexualidad.

Aunque no están aceptados legalmente, estos sitios se manejan como clínicas contra las adicciones y llevan a cabo procedimientos no regulados, y a menudo tortuosos.

Sin embargo, en muchos países, el discurso sobre el uso de este tipo de prácticas resulta frecuentemente normalizado, sin que exista una disidencia clara e informada al respecto.

Los casos más sonados actualmente son los de los llamados “campos de concentración de gays” en Chechenia. Pese a que las autoridades del territorio ruso que ha negado su existencia, algunos supervivientes han relatados las torturas y abusos vividos en estos lugares.

(Con información de El Universal)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com