Ni el frío ni la lluvia paran reclamo de justicia en Argentina

Buenos Aires. No importó la lluvia ni el frío que se posa en las calles, cientos de argentinos colmaron el domingo la emblemática Plaza de Mayo para reclamar una vez más por el joven Santiago Maldonado, al cumplirse dos meses de su desaparición.

Fue una tarde nublada, gris, en la que familiares del joven, de 28 años, grupos políticos y sociales, defensores de derechos humanos, artistas, personalidades, pero sobre todo muchos jóvenes como él se unieron en una sola voz para repetir una pregunta que se hacen desde el día de su desaparición: ¿dónde está?

Un grito extendido desde el corazón de Buenos Aires, en una plaza testigo de la lucha de tantos miles de desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983) hasta la plaza San Martín en Esquel, en la provincia de Chubut.

Y también fuera de la geografía de esta nación austral como en Ginebra, Suiza, donde otros tantos argentinos se aunaron frente al edificio de Naciones Unidas en el cual retumbó una vez más la pregunta de dónde está Santiago.

El caso de Maldonado ha traspasado las fronteras y ha llegado a naciones muy distantes, donde hoy se conoce la lucha de los argentinos por conocer qué pasó con él aquel 1 de agosto, mientras se solidarizaba en Cushamen con el grupo mapuche Pu Lof en Resistencia en una protesta reprimida por la gendarmería.

Con la foto que lleva el rostro del joven artesano colgada en los cuellos, esa que se ha hecho viral en plazas, parques, paradas de ómnibus y cientos de lugares, jóvenes salieron a exigir a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la aparición con vida de Maldonado.

Desde la tribuna acompañando a Sergio y German, sus hermanos, estaban entre otros el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, la referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, también Taty Almeida, de las Abuelas de Plaza de Mayo.

El primero en hablar por la familia fue el hermano menor, German, y lo hizo con un discurso fuerte y directo a los medios de comunicación y a aquellos que aseguran quieren politizar el caso Maldonado.

Estamos cansados de los medios de comunicación que les gusta dar noticias falsas, señores periodistas sean un poco más profesionales, investiguen, no se imaginan el daño que causan al crear noticias inverosímiles, dijo.

Y siguió con un llamado a los políticos que ‘se llenan la boca hablando de democracia y transparencia, verdad y honestidad y luego salen en los medios y en la vida pública diciendo la familia Maldonado está politizando su desaparición’.

‘A todos ustedes la familia Maldonado no milita en ningún partido político y el tema es político desde que la gendarmería se llevó a mi hermano ya que esa institución está supeditada al Gobierno, a ustedes, los principales responsables de su desaparición’, agregó.

Asimismo, subrayó que desde hace dos meses no ve a ninguno de aquellos políticos apoyando la lucha. Ustedes son los responsables, háganse cargo, gritó desde la tribuna.

Las banderas ondeaban y el rostro de Santiago se multiplicaba en las camisetas blancas que portaban cientos de los allí reunidos en el lugar.

Casi sin voz, su hermano mayor, Sergio Maldonado, agarró el micrófono para agradecer a nombre de su familia el apoyo que han recibido.

Emocionado, leyó una carta que le escribió a su hermano en estos 60 días: ‘Dónde estés quiero que sepas que te quiero, necesito que aparezcas pronto, no puedo dejar de pensar en ti, y me pregunto por qué sos vos el que estás pasando por esto y no yo’.

Ojalá puedas escucharme. Hay mucha gente que te quiere hoy sin haberte conocido. Ver tu cara por todos los lados con tu sonrisa me da orgullo, pero siento mucha impotencia, expresó.

Y prosiguió: no sé cuánto tiempo va llevar encontrarte mientras buscamos la verdad, se que tal vez hubiera sido distinto si te hubieras quedado en casa y no hubieras salido a reclamar por los demás desprotegidos, por las causas justas de los pueblos originarios.

Hoy como todos los días me vuelvo a preguntar dónde está Santiago. ¿Tan difícil es pedir que te devuelvan? Quiero que esta pesadilla termine y le pregunto a la autoridad máxima de este país, señor presidente Mauricio Macri, y a todos sus ministros: dónde está, que aparezca con vida, manifestó.

A una pregunta de la prensa previa a la movilización, Sergio apuntó que con el cambio del nuevo juez al frente de la causa ven hoy un camino que antes no lo veían y dan gracias a los argentinos y al mundo que los acompañan en esta causa.

(Con información de Prensa Latina)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com