El feminicidio, delito de emergencia nacional

La tarea de juzgar con perspectiva de género implica reconocer que el derecho no puede aplicarse de manera mecánica, rígida y abstracta, aseguró Ana Buquet Corleto, directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG).

Durante la inauguración del Foro Acceso a la Justicia Sentencias con Perspectiva de Género, la universitaria enfatizó que esa labor debe ser dinámica, contextual y sensible a las condiciones históricas, políticas, sociales, económicas y culturales, que ponen aún hoy en día a las mujeres en situación de desventaja.

En el encuentro, donde las participantes trataron diversos casos de sentencias en el país, como la de Lesvy Berlín Rivera Osorio, y calificaron al feminicidio como una emergencia nacional, la académica resaltó que la adopción de la perspectiva de género al sistema judicial permite detectar los impactos diferenciados de las normas y hacer una crítica de la interpretación y aplicación del derecho de acuerdo con roles estereotipados sobre el comportamiento de mujeres y hombres.

Consideró que si el derecho no piensa en las experiencias y necesidades de las mujeres y las relaciones de poder que producen la desigualdad, la aplicación de las leyes puede derivar –como ocurre muchas veces– en situaciones en las que los propios jueces vulneran sus derechos o las victimizan.

Contra la impunidad

En la Sala Floris Margadant del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), dijo que las sentencias emitidas con perspectiva de género combaten la impunidad, discriminación y desigualdad. Además, sientan un precedente en el que las violaciones de los derechos humanos se previenen, reconocen y reparan, y por tanto abonan en una interpretación más justa de los conceptos de discriminación y violencia al hacer patente que se trata de un fenómeno estructural y sistemático, y no de casos aislados ni excepcionales.

Buquet Corleto, destacó que la Universidad Nacional está comprometida con la igualdad y el combate a la violencia de género mediante instancias específicas como la Comisión Especial de Equidad de Género del Consejo Universitario, y el Centro de Investigaciones y Estudios de Género; con el desarrollo de políticas y acciones, además de la implementación del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM.

Por su parte, la directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social, Leticia Cano Soriano, mencionó que este encuentro es convocado por el grupo interdisciplinario de universitarias expertas en género conformado en mayo de 2017.

Recordó que en junio de 2017, por medio de Gaceta UNAM, las universitarias, con el apoyo de autoridades de esta casa de estudios, informaron que realizarían diversas acciones para aportar reflexiones y debates que contribuyan a mejorar la forma en que afrontamos los problemas asociados a la violencia de género.

“Este primer foro es parte de los compromisos académicos que asumimos para generar espacios de reflexión, debate, sensibilización y formación académica sólida que fortalezca la prevención de la violencia de género en la UNAM, así como la exigencia de incorporar la perspectiva de género en los procesos de investigación que hacen autoridades e instancias jurídicas”, abundó Leticia Cano.

Doble desafío

Pedro Salazar Ugarte, director del IIJ, expuso que mirar a las sentencias desde esa postura, es un doble desafío intelectual: “Un reto fundamental que investigadoras e investigadores de las materias jurídicas no podemos eludir, y un desafío generacional para quienes nos dedicamos a pensar todo aquello que se relaciona con el derecho”.

La jurisprudencia debe ser un instrumento para transformar la realidad de manera incluyente, igualitaria, no discriminatoria, y en este caso con una visión sensible, con perspectiva de género y contraria a las múltiples violencias en ese aspecto, precisó.

Participaron también Rosa María Álvarez, del IIJ; Gloria Ramírez, coordinadora de la Cátedra Unesco de Derechos Humanos de la UNAM; Ydalia Pérez Fernández, de la Federación Mexicana de Universitarias (Femu) AC, y la abogada feminista y defensora de los derechos humanos Karla Salas.

El foro fue convocado por la Oficina de la Abogada General, el CIEG, la ENTS, la Cátedra Unesco de Derechos Humanos de la UNAM, el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, la Femu y el IIJ.

(Con información de Gaceta UNAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com