Institutos Electorales débiles perjudican la democracia

¿A quién conviene desacreditar a los árbitros electorales, es decir, al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Instituto Electoral de Quintana Roo Ieqroo? Sencillo, a quienes tienen fallas, a quienes no cumplen, a quienes les imponen multas… Aspirantes a Candidatos o integrantes de Partidos Políticos, enojados muchas veces por las inconsistencias que ellos mismos presentan ante los organismos, se encargan luego de denostar las acciones y decisiones de los Institutos Electorales, tengan o no razón. No nos dejemos engañar pues un INE o un Ieqroo débiles, atacados injustamente por diversos flancos, lejos de abonar a la democracia, pisotea nuestros derechos ciudadanos.

DIFERENCIAR INSTITUTOS Y TRIBUNALES ELECTORALES

Veamos tres ejemplos recientes aunque por principio hay que saber diferenciar las responsabilidades de los Institutos Electorales y la de los Tribunales Electorales, suena similar pero no es lo mismo… para nada… muchas veces ni idea tenemos hasta dónde tienen injerencia unos y otros, desde ahí la confusión…

Por ejemplo, contra todo pronóstico y casi contra cualquier interpretación jurídica seria, cuatro magistrados del Tribunal Electoral (TEPJF) –Felipe Fuentes, Indalfer Infante, Mónica Soto y José Luis Vargas– avalaron la candidatura a la presidencia de Jaime Rodríguez Calderón El Bronco. Después de una crítica feroz en contra de la decisión del TEPJF, tanto los aspirantes como los magistrados, comenzaron una campaña pública para convencer que tienen la razón, que ”el INE se equivocó”, afirmación que ni ellos mismos se creen pero sí quieren hacernos creer con argumentos legaloides…

CAMPAÑA MEDIÁTICA PARA DENOSTAR INE

Desde el inicio, los aspirantes a candidatos criticaron la App creada por el INE pero omitieron mencionar que justamente el organismo electoral buscó combatir las trampas que en años anteriores habían hecho otros para obtener candidaturas independientes. La trampa era posible porque los esquemas basados en papel no permitían que el INE supiera si los apoyos ciudadanos eran auténticos, o bien, si habían sido fabricados a partir de la compra y venta de copias de credenciales de elector y la falsificación de firmas.

LA APP BUSCABA EVITAR TRAMPAS

La App también buscaba generar, por fin, un mecanismo que permitiera tener certeza sobre el cumplimiento del requisito relacionado con presentar un porcentaje mínimo de firmas. Esa App permitió que en tiempo real se conocieran de manera  pública los avances de cada aspirante y las inconsistencias que se iban presentando. Y, en esa medida, permitió que constantemente los candidatos pudieran acudir al INE para cuestionar la forma en que se calificaron sus apoyos. La App fue, además, transparente, e incluso permitió que académicos, especialistas y, en general la opinión pública estuvieran enterados de los avances y advirtieran, en tiempo real, ese tipo de inconsistencias, algunas de ellas evidentes.

Cuando a Ríos Piter, a Zavala y al Bronco les detectaron dichas inconsistencias, ellos se excusaban diciendo que las trampas-travesuras las hacían los asistentes y que no podían andar vigilando a cada uno, pero… omitieron un pequeño detalle: ellos mismos solicitaron que se abrieran las contraseñas para esos auxiliares. Inicialmente el INE había implementado un sistema de control estricto para el registro de auxiliares. Cada auxiliar, de forma personal, debía solicitar al INE que le proporcionaran una clave para ser dado de alta como auxiliar y así mantener el principio “un equipo (celular) por clave”. No obstante, los propios aspirantes comenzaron a compartir a partir de distintos medios, sus claves de acceso para que una misma clave fuera utilizada por un número ilimitado de personas. Así que no fue falla del organismo sino su ambición por abarcar más…

IEQROO RECHAZÓ CANDIDATURA DE TOLEDO

En el caso del IEQROO, el Consejo General rechazó otorgarle la candidatura para Presidente Municipal de Benito Juárez a José Luis Toledo por -según el organismo- presentar inconsistencias. El aspirante aún tiene otra instancia para salvaguardar sus derechos y quizá logre su cometido, quizá no. Pero, mientras ello sucede, integrantes del Frente que lo postulan, denostan al Instituto, asegurando que fue parcial. Deténganse, no es ético que si la decisión les favorece aplaudan y si no ataquen.

¿Por qué no permiten que el proceso culmine, que hasta la última  instancia analice toda la documentación y después, demostrar con pruebas reales si tienen la razón o no? A nadie de bien conviene debilitar a los órganos electorales, déjenlos trabajar y si hay equivocaciones, pero equivocaciones reales, entonces acudan a las vías legales, no a nefastas campañas mediáticas que solo demeritan a la democracia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com