Se invierten los términos en Tabasco: Vence y dividirás

El daño estaba hecho desde mucho tiempo atrás cuando los que mandan no supieron cómo retomar el control del partido para poder ungir a su favorito y decidieron tomar por ‘asalto’ la dirigencia estatal perredista.

De ahí en adelante las cosas han ido cuesta abajo, a tal punto que la sucesión se volvió prácticamente una Misión Imposible, cuando pudo haber sido una suave transición con cualquiera de los tres mejores aspirantes. Y no nos referimos a los que reveló la encuesta necesariamente.

Este segundo golpe al PRD lo ha dejado con una rodilla en la lona al renunciar uno de los contendientes y con otros dos aspirantes esperando a ver si resbala el presunto precandidato, antes de que llegue el nuevo año.

El problema es que, incluso sin caer de la silla, Gaudiano tendrá un panorama muy difícil pues además de las migraciones grandes o pequeños, habrá de enfrentar las zancadillas y el golpeteo interno de los inconformes durante  todo el proceso electoral.

Si la lucha interna no lo debilita, todavía le espera la confrontación electoral más difícil de su  corta carrera política ante un empoderado Adán en Morena, y una Gina ganadora por unidad de la precandidatura del PRI.

El gobernador de Tabasco tendrá que barajar de nuevo si quiere la ‘Revolución Democrática’ no quede trunca en la entidad, aunque dicen los que lo conocen (o los que dicen lo que les dicen que digan) que el ciudadano gótico peca de congruente, pero no de tonto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com