Urgen nuevos antibióticos ante mutaciones de bacterias

Uno de los grandes problemas en la medicina actual es que la industria farmacéutica ya no invierte en la síntesis de nuevos antibióticos, lo cual es un inconveniente porque las bacterias han creado resistencia ante éstos por mutaciones puntuales, alertó la Premio Nobel de Química 2009, Ada Yonath, al dictar una cátedra magistral en la Facultad de Química (FQ).

En el Auditorio B de la FQ, con transmisión simultánea a distintos sitios de esta entidad, la también profesora extraordinaria de la Universidad Nacional explicó cómo algunas bacterias producen antibióticos para matar a otras bacterias en un ambiente natural; por ello, las distintas moléculas que se forman para combatir enfermedades (como la ampicilina o la eritromicina) tienen su sitio de acción en el ribosoma, un complejo molecular presente en las células.

Ejemplificó que una adenina (A) en la secuencia del RNA ribosomal procarionte interactúa con el antibiótico inhibiendo la síntesis de proteínas. Pero en eucariontes esta A es reemplazada por una guanina (G), generando la resistencia a estos antibióticos. Las bacterias resistentes a éstos también sufrieron la mutación, es decir el cambio de A a G, adquiriendo así la resistencia, precisó la científica ante estudiantes y profesores con quienes compartió sus investigaciones sobre la estructura tridimensional del ribosoma y, particularmente, su búsqueda de nuevos sitios que únicamente existen en el ribosoma de bacterias patógenas, a donde deben ser dirigidos los nuevos medicamentos.

Nuevos campos para la Biología
Ada Yonath también presentó avances sobre una investigación de frontera que abre a la Biología nuevas perspectivas sobre la relación entre el ribosoma, el código genético y síntesis de proteína; esto significa un progreso para la ciencia básica.

La investigadora israelí refirió que en el ribosoma hay un sitio que se generó casi desde el origen de la vida y se ha mantenido en todos los organismos, desde bacterias hasta humanos, conocido como protorribosoma. Esta estructura es muy importante, explicó, porque es ahí donde se promueve la formación del enlace peptídico.

En esta cátedra estuvieron Jorge Vázquez Ramos, director de la FQ, y Felipe Cruz García, secretario Académico de Investigación y Posgrado de esa instancia universitaria, además de profesores eméritos, académicos y alumnos.

TRAYECTORIA
El trabajo de Ada Yonath no sólo ha sido valioso para el desarrollo de fármacos antibacterianos más eficientes, sino además ha dado a los científicos nuevas armas en la lucha contra las bacterias resistentes a los antibióticos, uno de los retos médicos más apremiantes del siglo XXI.

En 2009, se convirtió en la cuarta mujer en la historia y la primera israelí en recibir el Premio Nobel de Química, galardón que compartió con los estadunidenses Venkatraman Ramakrishnan y Thomas Steitz; esta distinción les fue otorgada por sus estudios sobre la estructura tridimensional y la función del ribosoma, un complejo supramolecular donde ocurre la síntesis de proteínas en las células.

Para cristalizar el ribosoma, Yonath desarrolló la técnica de crio-bio-cristalografía, inspirada en la hibernación de los osos polares, que empacan sus ribosomas de una forma ordenada justo antes de entrar en dicho periodo, lo que permite mantenerlos intactos y funcionales durante meses.

(Con información de Gaceta UNAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com