Drogas y alcohol potencian los daños a la salud

Advierte la directora del CIJ daño al hígado,psicótico y a la circulación que puede derivar en sangrado pulmonar

La directora general de los Centros de Integración Juvenil A.C (CIJ), Carmen Fernández Cáceres, alertó sobre los riesgos que representa para la salud física y mental la ingesta de estupefacientes mezclados con bebidas alcohólicas u otras drogas.

Durante su participación en la séptima edición del Simposio, “La prevención de las adicciones en las comunidades estudiantiles” celebrado en la Universidad Panamericana (UP), la ponente señaló que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (Encode) de 2014, un 12.5% de los estudiantes de secundaria y 25.1% de bachillerato han consumido algún tipo de droga por lo menos una vez, mientras que en alumnos de quinto y sexto grados de primaria el porcentaje asciende a 3.3%.

La Encode señala que, de cada 10 usuarios de bachillerato y secundaria, siete son experimentales, es decir, consumieron la droga entre una y cinco veces, lo mismo sucede en la primaria donde la mayoría de los casos, tres de cuatro, apunta al consumo experimental.

Fernández Cáceres destacó que, pese a la consideración de la Organización Mundial de la salud (OMS) para eliminar a la mariguana de la Lista IV que agrupa a los estupefacientes particularmente peligrosos y sin ninguna importancia terapéutica, el Segmento ministerial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 2019 ratificó la inclusión de la sustancia en dicha lista.

También dijo que la cannabis es la droga de mayor consumo en el país entre los estudiantes de primaria (2.3%), secundaria (6.1%) y bachillerato (18.1%), cuya prevalencia alguna vez alcanza 62% de los estupefacientes ilegales y medicas entre los estudiantes de estos últimos dos segmentos educativos.

En tanto, los inhalables y la cocaína son las drogas que ocupan los siguientes lugares de consumo con 5.8% y 3.3%, respectivamente.

El análisis por edad revela que el consumo de mariguana alguna vez alcanza el 29% en los mayores de 18 años, la cocaína un 9.7% y los inhalables un 9.2%, en cambio en edades más tempranas, menores a los 12 años, el consumo de todas las sustancias no rebasa el 3%.

Las prevalencias en los estudiantes entre 13 y 17 años presentan valores entre el 5.8% y el 21.3% para el consumo de mariguana alguna vez.

En su participación en el Simposio, la presidenta del CIJ advirtió que en los últimos años el principal riesgo en el consumo de drogas ha sido la ingesta de sustancias mezcladas, es decir, de algún tipo de estupefaciente combinado con bebidas alcohólicas, pues potencia el daño psicótico, al hígado y a la circulación que pueden derivar en sangrado pulmonar.

Dicha situación se potencia, indicó, debido a que las bebidas espirituosas, como las inhaladas o inyectadas, en su gran mayoría se encuentran adulteradas.

“Estamos en un panorama de una sobre oferta de placer, de felicidad y de magia donde muchas sustancias están interactuando y ponen en riesgo el sano desarrollo físico y mental, así como la vida productiva de los jóvenes, hasta llevarlos al suicidio”, aseveró Fernández Cáceres.

La directora de los Centros Juveniles explicó también que el reto frente a las drogas consiste en elaborar programas efectivos de reducción de daño, más allá de los ya existentes, pues se trata de comunicar a los jóvenes, a sus padres y a sus maestros el riesgo de las sustancias mezcladas.

Y aseguró que en una sola noche los jóvenes pueden llegar a mezclar hasta nueve sustancias, entre mariguana, tachas, cocaína, crack y alcohol.

En cuanto a la regulación del uso de la mariguana en México, Cáceres apuntó que la propuesta es muy parecida a la aprobada en Uruguay, pues contempla la venta por parte del estado, como de los clubes y el cultivo doméstico.

Según datos del informe del Observatorio Interamericano de Drogas (2015), el consumo de la mariguana en jóvenes secundaria y bachillerato es menor que la de Estados Unidos, Canadá, Belice, Costa Rica, Argentina, Chile y Uruguay; pero mayor que en Honduras, el Salvador, Panamá, Brasil, entre otros.

Entre los jóvenes mayores de 18 años, el 36.2% reportó haber consumido alguna droga alguna vez, y 2 de cada 5 usuarios afirmó usarlas regularmente.

Las ciudades con mayor porcentaje en el consumo entre alumnos de secundaria y bachillerato son: el Estado de México, la Ciudad de México, Quintana Roo, Jalisco y Chihuahua.

Mientras que para los estudiantes de primaria las ciudades con mayor problemática de consumo de drogas son: Quintana Roo, Michoacán, Campeche y San Luís Potosí.

Durante el simposio “La prevención de las adicciones en las comunidades estudiantiles”, también se dio a conocer la página oficial de la Red de Instituciones Educativas Contra las Adicciones de la Ciudad de México, RIECA CDMX, donde participan más de 30 instituciones educativas y que contará con los documentos de las ponencias presentadas en las siete ediciones del evento.

(Con información de Proceso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com