“La fruta prohibida y el efecto Blanca Nieves”

¿Los pesticidas se impregnan en la cáscara de las frutas y verduras convencionales como el melón, las manzanas y los pepinos?

Los pesticidas que se rocían sobre las frutas y verduras se acumulan en la capa externa, pero la cáscara no es una barrera impermeable y algunas sustancias están especialmente diseñadas para que se absorban en la pulpa de la fruta o verdura para protegerla de las plagas que penetran la piel y succionan el líquido interno.

La cáscara gruesa puede ser más eficiente para no permitir que los pesticidas se introduzcan en la pulpa de algunas frutas como el melón, dice Lili He, profesora de Ciencia Alimentaria de la Universidad de Massachusetts, en Amherst, quien ha estudiado los mejores métodos para eliminar los residuos de los pesticidas en las manzanas.

Si lo que quieres es priorizar cuáles frutas y verduras orgánicas puedes comprar, revisa la lista del Environmental Working Group de los llamados “Docena sucia” y “Quince limpios”, así como la lista incluida en el informe para el consumidor del grupo Always Buy Organic.

Ambos hacen sus recomendaciones con base en pruebas de residuos de pesticidas en frutas y verduras realizadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, una vez que se lava el producto.

El melón está en la lista de los Quince Limpios, lo que significa que tiene bajos niveles de residuos de pesticidas.

Por otro lado, las manzanas están en la Docena Sucia, lo que significa que tienen altos niveles de residuos de pesticidas y se ubican en el cuarto lugar de las más contaminadas después de las fresas, las espinacas y las nectarinas.

Los pepinos casi se escapan de formar parte de la Docena Sucia, pues se ubicaron en el lugar trece de los que tienen más residuos de pesticidas.

Si compras manzanas normales, lávalas en una solución de bicarbonato de sodio y agua. Un estudio reciente de Lili He, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, descubrió que la solución de bicarbonato de sodio era más efectiva que el agua sola o con cloro para eliminar residuos de pesticidas de la superficie de la cáscara, pero la fruta tiene que sumergirse hasta por quince minutos antes de enjuagarse.

Aun así, el lavado no eliminó los residuos del pesticida que ya habían penetrado profundamente la cáscara o a través de ella hacia la pulpa de la fruta. Pelar la fruta puede ser efectivo, dijeron los investigadores, pero significaría perderse los nutrientes de la cáscara.

Los pepinos y las manzanas están cubiertos por una capa protectora de cera; sin embargo, una vez que los pesticidas se esparcen a través de esa capa, es más difícil eliminarlos con el lavado, dijo Jeffrey Jenkins, director del Centro Nacional de Información sobre Pesticidas.

Además, cuando los distribuidores aplican otra capa de cera a esas frutas y verduras para protegerlas durante su traslado, dijo, “esa capa extra sella los residuos y ni todo el lavado del mundo podrá eliminarlos”.

(Con información de The New York Times)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com