Cien planteamientos para atender prioridades y dilemas de México

El Informe del Desarrollo en México. Propuestas estratégicas para el desarrollo 2019-2024, incluye cerca de cien planteamientos sólidos para atender prioridades no resueltas y dilemas no atendidos, explicó Enrique Provencio, investigador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED).

“Tienen como corazón la mejora de la distribución del ingreso entre hogares, entre trabajo y capital; se postulan políticas económicas, fiscales y sociales con orientación redistributiva, convergentes con un horizonte de crecimiento más alto que en las últimas dos décadas y con empleos mejor remunerados”, abundó al presentar el documento.

Buscan también el abatimiento de la pobreza en el marco de los derechos humanos; proponen reformas hacendarias de ciencia y tecnología, políticas digitales, de conectividad e información para favorecer su acceso universal y enfocar una economía innovadora.

Propone reformas hacendarias de ciencia y tecnología, políticas digitales, de conectividad e información para favorecer su acceso universal y enfocar una economía innovadora. Foto: Benjamín Chaires.

Crisis de legitimidad

Al comentar el informe, el senador Zoé Robledo reconoció que México atraviesa por una de las peores crisis de legitimidad del Estado y una causa es el fracaso del actual modelo económico.

“En él se plantea una ruta: para cambiar el actual régimen económico es necesario recuperar la legitimidad perdida y socava cualquier proyecto político”, aseguró.

Y destacó propuestas como la elaboración de un presupuesto con austeridad, entendiendo ésta no como la reducción del gasto público sino como una forma de gastar eficientemente y que se acabe con el financiamiento público de los privilegios de la clase política.

Con él coincidió Ricardo Raphael de la Madrid, director general del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, quien subrayó que el informe establece que la pobreza y los derechos humanos son un binomio inseparable.

“Si no se construye una política a partir de derechos humanos relacionada con el presupuesto, tenemos uno que fácilmente se decanta por lo clientelar. La mejor vacuna contra el gasto clientelar es una política basada en los derechos humanos”, dijo.

Julia Carabias, académica de la Facultad de Ciencias, refirió que el documento sostiene que el crecimiento económico y el bienestar social requieren de la sustentabilidad ambiental.

“El desarrollo sin sustentabilidad no es desarrollo, el deterioro ambiental genera pobreza y desigualdades, los cambios globales –cambio climático, pérdida de biodiversidad, alteración de los ciclos hidrológicos– están afectando el avance y el bienestar, y no aceptamos la evidencia de que estamos interfiriendo con la naturaleza.”

Por ello, destacó propuestas centradas en tener sistemas productivos que desacoplen el uso intensivo de recursos naturales; que se considere que la biodiversidad sin transformación puede ofrecer empleos y ser motor del desarrollo regional. Igualmente, se pronunció en favor de establecer pagos por servicios ambientales que permitan ayudar a las economías locales.

Gerardo Esquivel, profesor investigador del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México, comentó que el texto expone que la desigualdad, los temas del trabajo y combate a la pobreza no pueden desvincularse y un primer intento por abatir la desigualdad podría darse al lograr que el gasto público sea más transparente y eficiente.

Resaltó que se proponga cambiar el enfoque de la política social, que se centren las estrategias en regiones donde se concentra la pobreza extrema. “Si lográramos cerrar la brecha entre el norte y el sur del país, el ingreso per cápita crecería 18 por ciento”.

Inflación y menor poder adquisitivo

Finalmente, Luis Foncerrada Pascal, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, señaló que la nación necesita un buen manejo de las finanzas públicas, lo cual no se ha logrado y ha dado origen a asuntos delicados como la inflación y la reducción de 10 por ciento del poder adquisitivo en sólo un año.

“La razón por la que cayó el salario real fue por la inflación, que no es un mandato de Dios, ésta se produce”, apuntó. El incremento de 50 por ciento en el precio de la gasolina también es signo de la devaluación, concluyó.

(Con información de Gaceta UNAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com