Ocupan palaperos de Puerto Madero zonas de alto riesgo

Derivado a la necesidad de que los palaperos de Puerto Madero tuvieran un lugar digno dónde desempeñar su trabajo al servicio al turismo, el pasado 15 de marzo, el Gobernador del Estado, Manuel Velasco, inauguró la Plaza Madero, ubicado en el corredor del malecón del Puerto, con la intención de mejorar la economía de las familias que se dedican a la venta de mariscos, al ofrecer instalaciones modernas.

Se pretendía que con estas acciones en Tapachula y en especial en Puerto Madero, se impulsaba la actividad turística y se potencializaba la economía de la zona; con esta situación se hizo una minuta de acuerdos donde los palaperos se comprometían a dejar de vender a la orilla de la playa para evitar el peligro tanto a los restauranteros como a los visitantes.

El Secretario de Protección Civil Municipal, Francisco Pérez Morales, confirmó que tienen la prohibición de volverse a instalar en los lugares de donde fueron reubicados, y que hay dictámenes emitidos por la dependencia que indica el peligro que corren tanto los palaperos como los visitantes a este lugar.

Dadas las condiciones que prevalece en la costa chiapaneca por el fenómeno mar de fondo, resulta riesgosa la existencia de entramadas o carpas en la orilla de la playa.

A pesar del acuerdo firmado, nuevamente un grupo de personas en carpas improvisadas, presuntamente lideradas por Alonso Campero, se apostaron a la orilla de la playa considerada de alto riesgo para los vacacionistas, y hoy con el mar de fondo, el peligro se ha multiplicado, no obstante estos comerciantes parece no interesarles en lo más mínimo lo ordenado por las autoridades estatales y municipales.

La representante de un grupo de palaperos, Nereida Recinos, detalló que todos los que sufrieron con el mar de fondo en el 2015, habían pedido al Gobernador Manuel Velasco su compromiso para hacer la Plaza Madero con 36 palapas, que tuviera instalaciones dignas, con estacionamientos baños y todos los servicios, pero el señor Alonso Campero, desafía la voluntad del Gobierno Estatal de haber construido esta plaza de venta de mariscos.

Demostró mediante documentos el compromiso de los palaperos de alejarse de la orilla de la playa que representa un alto riesgo, inclusive también fue firmado por Alonso Campero; sin embargo ahora este comerciante puso presuntamente 4 carpas improvisadas y aparte tiene sus palapas en la Plaza Madero.

En caso de continuar con esta renuencia Alonso Campero podría ser sancionado seriamente por las autoridades ante el desacato por la minuta de acuerdos.

(Con información de Diario Contra Poder en Chiapas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com