Madre de fotorreportera asesinada pide bajar a candidato del PRI

Oaxaca, Oaxaca. La periodista Soledad Jarquín Edgar envió una carta al dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros, al gobernador Alejandro Murat y al presidente del INE, Lorenzo Córdova, para pedir se le retire la candidatura a la presidencia municipal de Juchitán por la coalición PRI-PVEM-PANAL a Hageo Montero López, tras el asesinato de su hija María del Sol Cruz Jarquín.

A la vez, denunció que el exsecretario de Asuntos Indígenas, Francisco Javier Montero López, pese a su supuesta renuncia el domingo 3 de junio, sigue presionando al personal de esa dependencia gubernamental que ahí labora para que no se presente a declarar en el proceso de investigación penal, o en todo caso, lo haga en sentido contrario a la verdad.

De igual forma, solicitó protección porque “siento vulnerabilidad en estos momentos. No sé a qué enemigo me estoy enfrentando. Mis amigas me recomiendan pedir medidas cautelares para mí, pero yo las aceptaré siempre y cuando incluyan a su familia, principalmente a mis dos hijas”.

Y advirtió que no va a dejar que este crimen quede impune. “Si he escrito por tantas madres que han perdido o matado a sus hijas, cómo no lo voy a hacer ahora por mi hija, entonces, se los digo a los Montero, si algo me pasa a mí y a mi familia o a Bárbara Chávez, ya saben quiénes fueron”.

También lamentó que el hoy el secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña se reuniera públicamente con Francisco Javier Montero López, como se mostró en redes, “es como si nada estuviera pasando, como si el dolor de las victimas del terrible crimen no estuviera pasando”.

En una conferencia que ofreció frente al templo de Santo Domingo, calificó a Francisco Javier y Hageo Montero López, de “inhumanos por no decir criminales” porque su hija fue abandonada en el Semefo, desaparecieron sus pertenencias (computadora, una videocámara y una cámara fotográfica) y nunca le dieron la cara para decirle que María del Sol había muerto en ese terrible atentado ocurrido el pasado dos de junio en Juchitán de Zaragoza.

Sin entender por qué estos políticos se dicen cristianos y en sus hechos son inhumanos, Soledad Jarquín, que lleva 30 años en el ejercicio periodístico y 25 en su defensa a las mujeres, dijo que los que cometieron este delito pueden alcanzar de dos a nueve años de cárcel.

Aclaró que esta petición a los dirigentes estatales y nacionales del PRI es independiente al trámite legal que se sigue por el desvió de recursos públicos para campañas proselitistas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“El candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, dice que no pactará con delincuentes, sin embargo, parece omitir que la delincuencia se gesta desde adentro cuando se cometen delitos electorales para favorecer a un candidato del PRI como es el caso de Hageo Montero López cuyo hermano, Francisco Javier, el exsecretario de Asuntos Indígenas, comisionó a personal de dicha dependencia, entre ellos mi hija, para cubrir su campaña”, dijo la periodista.

Francisco Montero López, en su calidad de titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas, envió a María del Sol a Juchitán, el noveno municipio más peligroso del país, a realizar trabajo de fotografía, video y diseño de propaganda de su hermano Hageo Montero, pues era jefa del área de comunicación social de la dependencia.

“Todo lo puedo comprobar”, aseguró Soledad Jarquín al reprochar que Francisco Javier Montero López haya dispuesto de recursos públicos de la dependencia para la campaña proselitista de su hermano, como parte de “una mala costumbre de los gobiernos de disponer de la vida de las y los trabajadores a costa de perder su empleo y hasta su vida”.

Y este delito electoral “implica claramente al gobernador Alejandro Murat”, aunque se comprometió a investigar y sancionar el caso.

Finalmente, Soledad Jarquín dijo: “Demuéstrenme, al pueblo y a mí, madre de María del Sol Cruz Jarquín -la séptima periodista asesinada en este país durante el año- que no serán omisos, reviertan el descrédito de las instituciones”, pidió.

El pasado sábado 2 de junio, alrededor de las 03:00 horas sobre la calle 5 de Mayo en el centro de Juchitán de Zaragoza, a unos 30 metros del Bar Jardín, se perpetró un ataque armado que dejó tres muertos.

En el ataque armado fue ejecutada la candidata a segundo concejal en la planilla de la Coalición “Todos por México” que la integran el PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza, Pamela Zamari Terán Pineda, su chofer Adelfo Guerra Jiménez y la fotorreportera María del Sol Cruz Jarquín.

(Con información de La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com